La Organización Internacional del Trabajo (OIT) celebró que hay avances en los programas de protección social previstos por la legislación y resaltó que México complementó los ocho convenios fundamentales para garantizar el respeto de los derechos humanos.

Durante la Semana de la Seguridad Social, que tiene por lema “Construyendo hoy el futuro de la seguridad social”, la directora de la Oficina para México y Cuba de la OIT, Gerardina González Marroquín, expuso que el mundo laboral se transforma al ser globalizado, urbanizado, digitalizado, automatizado, virtualizado y terciarizado, sin intermediarios.

“De acuerdo con la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo existen cuatro factores que transforman el mundo laboral: desarrollo tecnológico, el cambio climático, movimientos demográficos y la globalización”, definió.

Asimismo, apuntó que la globalización, los modelos empresariales y nuevas formas de contratación, que son temporales y en general no tienen relaciones de dependencia, representan también un reto para el futuro.

Lo preocupante, dijo, es que estas formas de empleo que antes sólo se encontraban en la informalidad, ya existen en la formalidad.

La representante del organismo internacional indicó que entre los desafíos laborales actuales se encuentra la necesidad de generar 344 millones de empleos a nivel mundial, antes del 2030.

Explicó que el envejecimiento de la población significa una presión financiera sobre los sistemas de seguridad social, que sumado a la baja cobertura como consecuencia de la alta informalidad de las economías, desencadena un desafío.

González Marroquín advirtió que los factores de cambio no solo son de naturaleza, es decir influenciables, también se van generando.