Vinícius Pinheiro, director de la Organización Internacional del Trabajo para América Latina y el Caribe, afirmó que ya se ha tocado el fondo en materia del impacto en los mercados laborales como consecuencia de la pandemia del Covid-19, en donde la región más afectada ha sido Latinoamérica.

“Ya hemos llegado al final del pozo, no es una recuperación económica sostenida; sin embargo, ya empezamos a reaccionar. En esta recuperación incipiente, son los sectores más productivos los dominados por la fuerza laboral masculina, que están egresando al trabajo, y los más afectados son las mujeres y los jóvenes”, dijo.

En conferencia de prensa para presentar la serie Panorama Laboral, Pinheiro expuso que las afectaciones que se padecen en el mercado de trabajo es por las condiciones preexistentes lo que nos deja más vulnerables, como es el caso de la informalidad.

“Hay una informalidad elevada, es muy difícil hacer políticas de confinamiento y después hacer que esta población se proteja; hay debilidad de los sistemas de salud para reaccionar de manera eficiente y con baja cobertura; la tercera razón es la debilidad fiscal, los paquetes y ayudas de los subsidios que se han dado no son suficientes. Estas condiciones impidieron disminuir los impactos”.

En ese sentido, dijo que es indispensable transitar hacia pactos sociales o acuerdos sociales nacionales; “nadie saldrá de la pandemia solo, el esfuerzo tiene que ser colectivo entre las partes”.