La Organización Internacional del Trabajo (OIT) sostuvo que México mejoró en el ámbito del empleo, a pesar de que su economía se desaceleró en los últimos años.

En el informe Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe, elaborado también por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el organismo detalló que la tasa de desempleo disminuyó de 6.4% a 6.0% entre 2010 y 2011.

De acuerdo con el estudio, el promedio para América Latina y El Caribe en 2011 fue de 6.7%, respecto al 7.3 de 2010.

En tanto la tasa de desempleo juvenil aumentó 0.1 punto porcentual para llegar a 9.7%, 1.7 veces más alta que la de los adultos, comparada con un promedio de 2.2% para la región.

México es el país de América Latina que registró la menor diferencia entre el desempleo de las mujeres y los hombres, con 5.8% de mujeres y 6.1% de hombres desempleados, frente a 6.3 y 6.5%, respectivamente, para el año anterior.

Los organismos multilaterales subrayaron que la tasa de empleo aumentó poco y llegó a 56.7% en 2011, comparado con 56.2% en 2010, en tanto que la tasa promedio para la región fue de 56.1 por ciento.

Dejaron en claro que la tasa de participación de la fuerza de trabajo que incluye a las personas en edad de trabajar que tienen un empleo y a aquellas desempleados y buscan trabajo – aumentó de 60.1 a 60.3 por ciento.

Las instituciones refirieron que la crisis económica mundial afectó el empleo formal, con un crecimiento del asalariado de sólo 2%, comparado con 3.6% del no asalariado.

En cambio el empleo asalariado experimentó un crecimiento de 2.9% en Argentina, de 3.8% en Brasil y de 4.9% en Chile.

Desde una perspectiva sectorial, los incrementos fueron de dos% para el comercio mayorista y minorista, de 1.8% para la industria manufacturera, de 1.6% para la construcción y de 0.3% para la agricultura, la ganadería y la pesca.

En ese rubro México también registró un modesto incremento en los salarios, pues los del empleo formal aumentaron 0.8%, mientras que el salario mínimo real lo hizo en 0.7%, en relación con 2010.

En el informe los organismos internacionales indicaron que mientras las tasas de sindicalización y de cobertura de la negociación colectiva disminuyeron en la mayoría de los países en las últimas décadas, los datos disponibles sugieren cierta recuperación en México, lo mismo que en Argentina, Brasil y Uruguay.

RDS