El secretario de Finanzas local, Armando López, destacó que el Distrito Federal es el referente nacional en la integración de tecnologías de la información a procesos catastrales en México, reconocido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En el estudio Mejores Prácticas Registrales y Catastrales en México se mencionó que por la aplicación de acciones de mejora en torno a la innovación y el aprovechamiento de los recursos tecnológicos disponibles, ante el reto de administrar la mayor base de datos catastral en el país, la ciudad se ha colocado como referente nacional.

Explicó que ese documento tuvo como objetivo identificar y documentar las mejores prácticas en materia registral y catastral en México, a fin de comunicar los logros del Programa de Modernización de los Registros Públicos de la Propiedad y Catastros que conduce la Secretaría de Desarrollo Social federal.

Así como, abundó, servir de referencia para las entidades federativas en la implementación del tema.

López Cárdenas apuntó que uno de los indicadores de éxito más evidentes de las acciones implementadas en el Catastro de la Ciudad de México ha sido el aumento sostenido de la recaudación del Impuesto Predial.

Indicó que de 2009 a 2011, los ingresos en materia de predial han crecido a tasas muy altas, pasando de siete mil 512 millones de recaudación anual en 2009 a nueve mil 564 millones en 2011 (precios de ese año), es decir, 27.3% de incremento en términos reales.

Añadió que el año anterior el Impuesto Predial registró el nivel más alto de recaudación de los últimos 14 años, esto es, desde que inició en funciones el Gobierno del Distrito Federal (GDF) en 1998.

López Cárdenas destacó que el Catastro no sólo es un instrumento para la recaudación fiscal, es también parte fundamental en el desarrollo urbano, toda vez que contribuye con la información que posibilita el análisis y certeza física de las características del territorio, incidiendo en la calidad de vida de los habitantes.

Agregó que el Distrito Federal destaca como sus principales fortalezas el soporte implementado para las tecnologías de la información, la auditabilidad de sus sistemas y la réplica de su información con instituciones externas.