La compañía Nvidia tiene previsto comprar el fabricante de procesadores para teléfonos móviles Icera por 367 millones de dólares en efectivo, aumentando la competencia con Qualcomm e Intel en el mercado de chips para móviles avanzados.

Con este acuerdo, Nvidia entraría en el competitivo mercado para procesadores de radio, que conectan dispositivos a redes móviles.

La empresa que preside Jen Hsun-Huang saltó al mercado de chips para móviles este año, poniéndose a la altura de Qualcomm, Texas Instruments y Marvell.

El fabricante de procesadores gráficos para computadoras acaparó la atención con diseños ganadores para tabletas y teléfonos con la plataforma Android de Google fabricados por Samsung, Motorola y LG.

Wall Street ha recompensado a la empresa de Santa Clara, en California, puesto que sus acciones han subido un 27% desde principios del año.

La compra de la tecnología de Icera permitirá a Nvidia integrar sus procesadores para aplicaciones de alta gama, que permiten características como el video en smartphones y tablets, con las comunicaciones para móviles.

Nvidia dijo que Icera podría ayudarle a doblar los ingresos que puede generar por cada dispositivo móvil

[email protected]

apr