El presidente Felipe Calderón anunció el fin de semana que Petróleos Mexicanos (Pemex) encontró su segundo pozo con presencia de petróleo en aguas ultraprofundas del Golfo de México. Se trata de Supremus que, con un recurso potencial de por lo menos 75 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, impulsará que la paraestatal pida un aumento de 10% en su presupuesto para el 2013.

Carlos Morales Gil, director de Pemex Exploración y Producción (PEP), aseguró que la paraestatal solicitará 280,000 millones de pesos para el próximo año, de los cuales 39,000 estarán destinados exclusivamente a la exploración y producción, ya que se tiene planeada la perforación de seis pozos más en aguas profundas, dos de ellos exploratorios y los cuatro restantes, delimitadores de Supremus y Trión, que han arrojado resultados positivos.

El proyecto en aguas profundas -dijo en entrevista- contempla la perforación de dos nuevos pozos exploratorios: Basto y Corfu, que tendrán una profundidad aproximada de 2,500 metros de tirante de agua, los cuales se suman a otros que han sido explorados: Trión y Supremus, así como Maximino, cuya perforación iniciará en dos semanas. La perforación en cada uno de estos pozos cuesta aproximadamente 1,900 millones de pesos, aseveró el Director de PEP durante el anuncio del potencial de Supremus. Además, PEP perforará los pozos delimitadores de cada uno de los nuevos pozos exploratorios con el fin de mapear los yacimientos y su potencial; los trabajos serán realizados por cuatro plataformas de última generación que la paraestatal tiene arrendadas: Bicentenario y Centenario -propiedad de Grupo R-, West Pegasus –de Seadrill- y Muralla IV, que llegará en febrero de Corea.

RESERVAS POR ACREDITAR

Supremus es el segundo pozo que Pemex ha perforado en aguas ultraprofundas –con tirantes mayores a los 1,500 metros de profundidad– y se encuentra a 250 kilómetros de Matamoros, Tamaulipas, y a 40 kilómetros de la frontera con las aguas del Golfo propiedad de Estados Unidos. Se perforó a un tirante de agua de 2,945 metros más otros 1,100 metros de profundidad del pozo, lo que lo vuelve el octavo pozo más profundo del mundo.

Con este pozo, el potencial del área de Perdido Profundo en el Golfo aumenta sus recursos prospectivos a 13,000 millones de barriles de crudo equivalente y Pemex espera aumentar sus reservas 3P hasta en 125 millones de barriles; el actual potencial 3P es de 54,000 millones de barriles.

[email protected]