China tiene una ventaja competitiva de 38% con respecto a México en costos fiscales de sus regímenes de promoción de inversiones y exportaciones, concluyó un estudio de la consultoría KPMG.

El análisis efectuado contrastó gravámenes corporativos como el Impuesto Sobre la Renta, el Impuesto Empresarial a Tasa Única y sus impuestos comparables con cinco países, además de los relacionados con las contribuciones de seguridad social y los salarios.

Las naciones restantes lograron también una mejor calificación frente a México: Corea del Sur con una ventaja de 74%, seguida de Tailandia (71%), Brasil (58%) y Costa Rica (6 por ciento).

ÍNDICE RESPALDA

Para elaborar el comparativo, la consultoría creó el Índice Total Impositivo (ITI), formado por indicadores resultantes de comparar el costo fiscal de operaciones en los próximos 10 años.

En México, se están pagando más impuestos que en estos países por industrias similares , indicó KPMG.

El índice pondera costos relacionados con la incertidumbre de las normas y leyes de un país para invertir y operar en regímenes que promueven el establecimiento de plantas de manufactura enfocadas sobre todo a la exportación.

Sin incluir el aspecto fiscal, el costo de las manufacturas en México es 25% más bajo que en EU, y menor en 20 y 5% que en India y China, respectivamente, según la consultoría Alix Partners.

rmorales@eleconomista.com.mx