A paso firme trabaja la Subsecretaría de Telecomunicaciones de Chile (Subtel) en un reglamento que por primera vez normará y fiscalizará la forma en que las empresas de telecomunicaciones deberán abrir sus redes y entregar las facilidades para el uso de éstas por parte de los Operadores Móviles Virtuales (OMV) y eliminará las barreras de entrada al mercado.

Los OMV son empresas que compran tráfico telefónico a operadores con redes para la posterior reventa con su propia marca. Hasta el momento en el país operan Virgin Mobile y GTD y antes de fin de año debería ingresar Falabella Móvil.

REGLAS DEL JUEGO

En el reglamento, que será presentado en las próximas semanas, se regulará el contenido mínimo que debe contener una oferta de facilidades y reventa de servicios, en términos técnicos, económicos, operativos y comerciales.

Además, se regulará que la calidad del servicio sea la misma para todos. El operador tradicional no discriminará entre los usuarios propios y los suscriptores del OMV. Este punto será especialmente importante y el reglamento contempla la respectiva fiscalización.

También la normativa está enfocada en la transparencia y la no discriminación, para evitar posibles diferencias en la negociación entre los distintos OMV que desean ingresar al mercado. Además buscará que todos tengan las mismas posibilidades y un trato igualitario. Para ello, los precios incluidos en las ofertas deberán ser públicos.

Otro de los puntos contemplados en el reglamento es el tratamiento de los cargos de acceso, según tipo de OMV y a quién le corresponde pagarlos y a quién no.

EL ORIGEN DE LA NORMA

La decisión de la Subtel de normar el negocio de los OMV, tiene su origen en el fallo de la Corte Suprema de diciembre del año pasado, cuando se revocó la decisión del Tribunal de la Libre Competencia (TDLC) y multó a las operadoras Movistar, Claro y Entel con 3 millones de dólares cada una, por limitar el acceso al mercado de los Operadores Móviles Virtuales.

En ese momento, la Corte obligó a las compañías a presentar en 90 días una oferta de facilidades o reventa de planes para OMV , sobre la base de criterios no discriminatorios.

Las operadoras  presentaron sus propuestas, pero fueron consideradas insuficientes por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) y Subtel. Ante esto, el ente regulador de telecomunicaciones decidió crear un ordenamiento de este negocio que busca normar las condiciones pero no los precios, pues la subsecretaría no tiene las atribuciones para pronunciarse sobre esto último.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica