Washington.- Los 12 países que integran el Tratado de Libre Comercio Transpacífico (TTP) se comprometieron a no llevar a cabo una guerra de divisas con el fin de evitar las "devaluaciones competitivas", según una declaración conjunta publicada este jueves.

"Cada país se abstendrá de toda devaluación competitiva", se lee en el documento publicado el mismo día que el texto del tratado comercial.

Los estados firmantes se comprometen a "evitar manipular las tasas de cambio (...) para obtener una ventaja competitiva desleal", se añade en el documento.

CONSULTA: Publican texto completo del TPP firmado en octubre

Los países tendrán la obligación de hacer públicas sus intervenciones en los mercados de cambio "al menos cada trimestre", indica.

Firmado tras cinco años de arduas negociaciones, el TPP reúne a Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam, países que, juntos, representan el 40% de la economía mundial.

NOTICIA: En TPP, Japón hizo menos concesiones que sus 11 socios

Este texto adjunto al acuerdo apunta implícitamente a China, que fue marginada de las negociaciones pero es acusada por Washington de depreciar artificialmente su moneda para impulsar sus exportaciones.

NOTICIA: En AL, México está mejor preparado para aprovechar el TPP

Legisladores del Congreso estadounidense exigían incluir al TPP una clausula sobre las "devaluaciones competitivas" para que China la acepte en caso de querer unirse al acuerdo comercial.

Esta declaración conjunta responde a esa voluntad, afirmó en un comunicado la representación estadounidense de comercio exterior (USTR). Y agregó que es "la primera vez" que se alcanza un acuerdo sobre divisas al margen de un acuerdo de libre-comercio.

mac