Nissan Motor Co Ltd está recortando su producción en hasta un 20% en Norteamérica para lidiar con un descenso de la rentabilidad en Estados Unidos, su mayor mercado de ventas, informó el diario japonés Nikkei.

La segunda automotriz de Japón ha estado desacelerando la producción en Estados Unidos, donde un aumento agresivo en las ventas de vehículos se ha dado gracias a mayores descuentos y ventas de flotas, lo que ha erosionado la rentabilidad en el segundo mercado automotor más grande del mundo.

Las reducciones ya están en proceso en dos plantas de montaje en Estados Unidos y tres en México, precisó Nikkei. 

Los empleados de Nissan no serán despedidos y las líneas de producción no serán detenidas por completo. Los recortes a la producción concluirían en el otoño boreal, informó el diario de negocios.

Nissan dijo que el reporte no se basó en ningún anuncio de la compañía.

La producción de vehículos Nissan en Estados Unidos, que incluye al popular SUV todoterreno Rogue y al sedán Altima, cayó un 9.2% en el año que finalizó en marzo, según cifras de la empresa, tras un período de mayores ventas en el 2016.

La compañía reiteró a principios de este mes que está cambiando su estrategia en Estados Unidos a una de rentabilidad sostenida desde una que se centraba en un crecimiento agresivo, y que ha estado reduciendo la utilización de plantas para permitir a sus distribuidores vender inventarios acumulados.

Las ventas de Nissan en Estados Unidos han bajado un 6.5% en lo que va del 2018, en parte debido a la baja demanda de su sedán Altima, cuyo modelo renovado se lanzará más adelante este año. 

erp