Untitled Document

La empresa japonesa Nissan anunciará hoy la construcción de una nueva planta de vehículos en Aguascalientes, con una inversión de 2,000 millones de dólares.

Por su monto, podría tratarse del proyecto de Inversión Extranjera Directa (IED) más importante para México en el 2012, aun cuando en la cartera de inversiones potenciales del país existen proyectos de otras nuevas plantas automotrices por parte de empresas como Fiat y Toyota.

El anuncio será oficializado por Carlos Ghosn, presidente de Nissan y Renault, en un evento encabezado por el presidente de México, Felipe Calderón, en la ciudad de México.

A principios de enero, Ghosn dijo que planeaba una nueva inversión en México, sin precisar si implicaría la expansión de las dos fábricas que ya opera en territorio mexicano o la construcción de una nueva.

Agregó que la nueva inversión se justificaba sobre todo por la expectativa de crecimiento de las ventas en el mercado estadounidense, donde pasarían de 12.8 millones de unidades en el 2011 a 13.8 millones en el 2012, según sus estimaciones.

Las declaraciones de Ghosn fueron una cortina de humo al pronunciamiento que en noviembre del 2011 hizo Carlos Lozano, gobernador de Aguascalientes, en el sentido de que se trataba efectivamente de una nueva planta que generaría unos 10,000 empleos directos en esa entidad.

Nissan vendió 224,509 unidades en México en el 2011, un alza interanual de 18.5%, ubicándose como el líder del mercado local.

El anuncio de inversión se dará en momentos en que prácticamente las plantas de Nissan en Estados Unidos trabajan a su máxima capacidad: las de México, una en Smyrna, Tennessee, y otra en Canton, Mississippi, Estados Unidos.

La empresa japonesa planea incrementar de 8.2 a 10% su participación de mercado estadounidense. Desde las fábricas de México se exporta el Sentra, el Versa y, próximamente, la van NV200, que podrá ser empleada como taxi en la ciudad de Nueva York.

[email protected]