Nissan Mexicana aumentará en 50% la adquisición de autopartes nacionales, en relación con las cifras del 2009, con lo que avanza en su meta de alcanzar para 2012 una integración nacional de 90% en sus vehículos hechos en México.

El incremento forma parte de la estrategia de consolidación de su infraestructura de proveedores para producción nacional, con lo que la inversión para adquisición de autopartes sumará 3,000 millones de pesos contra 2,000 millones del año pasado.

La armadora japonesa explicó, que esto le permitirá asegurar su posición competitiva mundial en cuanto a producción de unidades en el mediano y largo plazo, al elevar el número de proveedores nacionales que abastezcan sus plantas en Aguascalientes y Cuernavaca.

Durante el año previo, esas plantas produjeron 355,414 unidades, y la estimación es que para fines del 2010 alcancen las 500,000 unidades.

México resulta estratégico para abastecer de producto a la región de las Américas de Nissan, así como otros países, y exportar unidades a 75 naciones en cuatro continentes.

En la actualidad, Nissan Mexicana cuenta con 200 proveedores nacionales y espera un aumento importante en los próximos años, con lo cual podrá reducir la distancia en competitividad de costos con otros países como China o Tailandia y mantener la producción de modelos de exportación, dijo su director de compras, Chris Styles.

Se calcula que las exportaciones vayan en aumento, entre 60 y 70% hacia el 2013, y con la reducción del Costo Total de Entrega mejorar la competitividad de la producción nacional.

Uno de los objetivos es tener partes en común entre modelos y componentes de la alianza Renault-Nissan, para reducir hasta 70% la complejidad de los procesos y hasta en 25% el costo total de entrega.

RDS