La posición geográfica de México llevó a que Nissan Mexicana se convirtiera en el mayor exportador mundial de vehículos para la corporación japonesa, con 538,971 unidades en el 2014.

La compañía automotriz que dirige Airton Cousseau en nuestro país rebasó, también por primera ocasión, la meta de los 500,000 vehículos vendidos al mundo.

Con los resultados de producción del año pasado, por 805,871 vehículos en su planta de Cuernavaca y de Aguascalientes, Nissan Mexicana se ha establecido como un gran exportador, representando un incremento de 18.5% en comparación con el año anterior.

En el 2014, Nissan alcanzó el hito de 4 millones de unidades exportadas desde sus tres plantas en México. El objetivo para la marca es llegar a un volumen acumulado de exportación de 5 millones de unidades durante el 2015 , explicó la marca a través de un comunicado.

La mayor capacidad de producción derivada de la inauguración de la planta Nissan Aguascalientes A2, así como el inicio de operaciones del Centro de Distribución Vehicular A2, fueron factores clave para impulsar los volúmenes de exportación y satisfacer la demanda de los vehículos de Nissan, en los mercados doméstico y extranjero.

Así, la marca nipona contribuye con los objetivos de expansión establecidos en su plan de negocios, con Estados Unidos y Latinoamérica como sus principales mercados de exportación. La estratégica ubicación geográfica de México fomenta el intercambio comercial, no sólo en beneficio de la industria automotriz, sino para cualquier industria, y Nissan lo ha sabido capitalizar, declaró Airton Cousseau.

Abundó en que la eficiencia de combustible de modelos como Nissan Sentra ha generado un alza en la demanda en el mercado norteamericano.