El grupo suizo de alimentación Nestlé informó este jueves que firmó un acuerdo para vender su negocio de congelados La Cocinera a Findus Sur de Europa, dentro de una reestructuración de sus productos.

La desinversión incluye la marca La Cocinera y la fábrica de Valladolid, donde se elaboran esos productos congelados, pero las masas refrigeradas que se venden bajo esa marca no forman parte del acuerdo, informó la multinacional en un comunicado.

Ni Nestlé ni Findus dieron a conocer el precio de venta.

El fabricante de KitKat y sopas Maggi está en medio de una revisión de su cartera de productos y ya ha vendido varias marcas cuyo rendimiento estaba por debajo de las expectativas, como sus barras energéticas PowerBar y la mayor parte de su negocio de control de peso Jenny Craig.

Con la adquisición, Findus, con una facturación de más de 1,400 millones de euros, tendrá su primer centro de producción de platos preparados en España, con una plantilla de alrededor de 200 empleados fijos y temporales, informó la compañía en un comunicado.

La operación, con la que Findus pretende reforzar su posición en el mercado de platos preparados congelados en Francia, España y Bélgica, está sujeta a la aprobación de las autoridades de la competencia.

erp