Nestlé ha traspasado su negocio de helados en Estados Unidos, que incluye la conocida marca Häagen-Dazs, a Froneri, una sociedad mixta del propio gigante de alimentación suizo y el fondo PAI Partners por 4,000 millones de dólares.

El objetivo de Nestlé, que seguirá siendo copropietario de la mitad de la filial estadounidense de helados, dueño de otras enseñas como Dreyer's y Drumstick, es revitalizar el negocio y desafiar el liderazgo de Unilever (Magnum, Frigo), al tiempo que pone el foco en segmentos que considera básicos como el café, agua, nutrición infantil y alimentos para mascotas.

La operación no afecta a Häagen-Dazs en Europa y otros mercados, donde la enseña es propiedad del grupo norteamericano de alimentación General Mills.

Antecedente

La desinversión se produce tres años después de que naciera la sociedad mixta Froneri, participada al 50%, tras la fusión de la mayor parte del negocio europeo de helados de Nestlé con R&R, sociedad de PAI Partners que fabrica los conos Cadbury Flake.

Tras la compra, el grupo Froneri, entra en el apetitoso mercado de Estados Unidos y casi duplicará sus ventas, ya que crecerán de los 2,700 millones de euros del año pasado a 4.500 millones.

La sociedad mixta está funcionando bien en Europa y Nestlé quiere replicar el éxito en EU. La nueva Froneri controlará un 10% del negocio mundial de helados, frente al 18% de Unilever, según Euromonitor.

Marcas y estrategia

El gigante suizo está inmerso en un plan de reordenación de su cartera de productos para centrarse en los que considera core y que combinan márgenes más elevados y hábitos de consumo más saludables.

La estrategia diseñada por el consejero delegado de Nestlé, Mark Schneider, ha supuesto la venta de la filial de cuidado de la piel al capital riesgo por más de 10,000 millones de dólares en mayo y un negocio de seguros por 1,500 millones. Asimismo, el grupo helvético traspasó su división de confitería en EU a la empresa italiana Ferrero por unos 2,800 millones de dólares en 2018. Nestlé prevé desprenderse de su filial de carne procesada Herta (salchichas, bacon...) en los próximos meses.

En cambio, la compañía ha ido invirtiendo y comprando pequeñas empresas en los negocios de carne de origen vegetal, alimentación orgánica y para mascotas. En 2018, adquirió el negocio de distribución de café para supermercados de Starbucks por 7,150 millones de dólares.

Nestlé facturó 68,370 millones de francos hasta septiembre, un 2.9% más, y dijo que repartirá hasta 18,160 millones a sus accionistas con un plan de recompra de acciones entre 2020 y 2022. El grupo estuvo ayer plano en Bolsa.