Es indispensable cambiar de estrategia de desarrollo industrial y establecer políticas orientadas a fortalecer la economía nacional, a través de impulsar el mercado interno, consideró la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).

"De no tomarse las medidas correctas seguiremos por la misma senda de ser un país de bajo crecimiento y con una industria que no acaba de dar el salto hacia niveles de desarrollo como el que tienen nuestros socios comerciales", advirtió.

El fortalecimiento de la capacidad productiva nacional, afirmó, es la única estrategia que permitirá sortear los embates e impactos que devienen de los desequilibrios económicos internacionales que, sin duda, más temprano que tarde trasmitirán de nueva cuenta sus efectos negativos sobre la economía mexicana.

Señaló que en el primer semestre del año el sector industrial se ha enfrentado al proceso de desaceleración de la economía estadounidense, lo que ha provocado un menor ritmo de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), en particular en el industrial, que incluye a las manufacturas, dada la gran dependencia con ese país.

Por ello, se requieren acciones de carácter urgente que modifiquen tendencias estructurales, en beneficio de México, subrayó el organismo industrial en su reporte mensual 'Sinopsis económica'.

Es importante tomar medidas que impulsen la capacidad de las empresas para la creación de empleos, aumenten los salarios reales e ingresos tributarios, den solución a los problemas que la industria está enfrentando y permitan crecer al ritmo que requiere el país, agregó.

"Bajo éste escenario es indispensable cambiar de estrategia de desarrollo industrial, porque es irracional esperar resultados diferentes si se sigue haciendo lo mismo que en el pasado" afirmó en el documento elaborado por su Centro de Estudios Económicos.

Esto nos obliga a establecer políticas orientadas a fortalecer la economía nacional, a través de impulsar el mercado interno, pues es ahí donde participa el mayor número de las empresas establecidas en México, que constituyen la parte más importante del aparato productivo nacional, anotó.

México necesita de una estrategia de promoción de la actividad industrial con políticas diferenciadas para todas las empresas, regiones y sectores, con una visión integral y de largo plazo que sea el sustento para la formulación de una política de fomento que fortalezca la competitividad de la industria.

Otra parte vital, agregó, es tomar conciencia de la importancia que tiene comprar productos mexicanos, pues detrás de cada artículo nacional hay empleo y, en la medida que crezcan las compras a la industria también habrá más fuentes de trabajo que las empresas estarán en condiciones de crear, en beneficio de las familias mexicanas.

apr