Después de 24 años el presidente de México vuelve a contar con mayoría en la totalidad del Congreso, por lo que los contrapesos de la ciudadanía serán de gran relevancia para garantizar la democracia en el país y, sobre todo, se eviten tentaciones del autoritarismo, consideró Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Los contrapesos son eficaces para evitar tentaciones autoritarias de las mayorías, y garantizar la pluralidad de las voces en la representación”, sentenció el líder del sindicato de los patrones.

Se estima que en la Cámara de Diputados, Morena y sus aliados de la coalición Juntos Haremos Historia (PT y PES) contarán con 303 curules, frente a 140 de la coalición Por México al Frente (PAN-PRD-MC) y 63 de Todos por México (PRI-PVEM-NA).

En el caso del Senado, la alianza Juntos Haremos Historia tendrá 70 espacios; el Frente, 38 y Todos por México, 20.

En su mensaje semanal, La Señal Coparmex titulada Los retos de un gobierno con mayorías, el dirigente empresarial refirió que ante este momento histórico de la vida democrática de México vuelve a adquirir relevancia garantizar la efectividad de los contrapesos en las Cámaras del Congreso de la Unión.

De Hoyos planteó que, para fortalecer el sistema de partidos, consolidar una democracia participativa y generar mayor legitimidad a los gobiernos, “es necesario adoptar y realizar un cambio de fondo en la relación entre gobernantes, partidos políticos y los ciudadanos”.

Definió 5 acciones: Renovar la relación entre la ciudadanía y los partidos; Fiscalización financiera de los procesos electorales; Revitalización de los mecanismos de democracia directa; Crear marco jurídico para gobiernos de coalición e Instituir la segunda vuelta electoral.

erp