Se debe consensuar una reforma hacendaria integral que fortalezca la recaudación tributaria y defina las condiciones para un ejercicio eficiente de los recursos, indicó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

A pesar de los esfuerzos que se han hecho para fortalecer la recaudación tributaria, es claro que el sector petrolero sigue siendo determinante para el erario, y eso es precisamente lo que fortalece la debilidad estructural de las cuentas públicas , argumenta.

Tras darse a conocer el reporte trimestral de la hacienda pública, refirió que al cierre del primer semestre los ingresos sumaron 1 billón 724,000 millones de pesos, cifra 96,000 millones de pesos superior que la prevista en la ley de ingresos, aunque lo importante es el origen de los recursos .

Es decir, mientras que el cobro por derechos a los hidrocarburos implicó recursos adicionales a los programados por un total de 108,500 millones de pesos, por la otra, la recaudación por concepto de Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) es negativa en 98,400 millones.

Por ello, es necesario consensuar una reforma hacendaria integral con condiciones para un ejercicio eficiente de los recursos, pues el gasto es posiblemente la parte medular de la misma reforma.

De acuerdo con el organismo privado, lograr que cada peso asignado tenga un rendimiento social elevado es el objetivo.