Boca del Río, Ver. El presidente Enrique Peña Nieto ofreció, al conmemorar la promulgación de la Ley Agraria de 1915, promover que la producción del campo llegue a las grandes ciudades y, así, acabar con la especulación.

Vamos a restablecer la fuerza y la rectoría del Estado para propiciar un desarrollo en orden, en legalidad y con justicia; hagamos del territorio la planeación social, la planeación económica de nuestro país, para el presente y los años por venir, pidió el Jefe del Ejecutivo, el cual fue arropado por gobernadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y la Confederación Nacional Campesina (CNC), el brazo político de este partido político proveniente del sector campesino y rural.

Peña indicó que el gobierno de la República reconoce el valor estratégico del territorio y, por ello, busca aprovechar de mejor manera las ventajas comparativas y dicha posición geográfica para identificar con precisión las vocaciones de cada región y estado para potenciar el territorio de manera inteligente .

Hay que acercar la producción de los núcleos agrarios al consumo de las ciudades, pero también queremos proteger el valor real de la tierra y poner un alto a la especulación, fue el pronunciamiento del Mandatario, quien destacó las tareas que tendrá la nueva Secretaría de Estado que sustituye ahora a la Reforma Agraria, y a cuya desaparición, como propuso en su momento el panista Felipe Calderón, se opuso la misma CNC.

Así, el presidente Peña Nieto reiteró su disposición de crear sinergias y de dejar de lado los tintes partidistas en pro del campo, del cual -dijo- se debe transformar el rostro de pobreza con el que se le ha identificado.

Ante los mandatarios de Chiapas, Chihuahua, Hidalgo, Yucatán, Zacatecas y Veracruz, así como del nuevo líder del PRI, César Camacho, y el propio Peña, el líder de la CNC, Gerardo Sánchez, destacó que la recién aprobada reforma laboral favorece a los trabajadores del campo, al reconocer sus derechos laborales. Aquí está su ejército, señor Presidente , le manifestó el líder de la CNC al mexiquense, quien llegó al puerto fuertemente custodiado por fuerzas federales.

mrubi@eleconomista.com.mx