El líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, celebró la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que permite se le otorgue la toma de nota del gremio y afirmó que en fecha próxima regresará a México.

Sostuvo que la decisión del máximo tribunal de justicia del país se apega a derecho, pues de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo los empleados deben elegir a sus representantes, por lo que desestimó los comentarios del ex secretario del Trabajo, Javier Lozano, de que no hay fundamento para que se le entregue el documento.

En entrevista con Carmen Aristegui en el programa MVS Noticias Primera Emisión, Gómez Urrutia insistió en que es irrefutable el fallo de la SCJN y confió que en breve recibirá la toma de nota, pues es voluntad de los mineros que él sea su dirigente.

No obstante refirió que México es el único país que la exige, lo que, desde su perspectiva, ha sido utilizado por los gobiernos para limitar el derecho de los sindicatos.

Negó las acusaciones en su contra por mal uso y desvío de los recursos del sindicato minero y recordó que incluso las cuentas del sindicato y las personales están congeladas desde hace seis años.

El dirigente recordó que luego de la tragedia en la mina de Pasta de Conchos, Coahuila, intentaron acusarlo de desvío de recursos, pero la Comisión Nacional Bancaria y de Valores determinó en marzo de 2010 que el fideicomiso se había extinto de manera adecuada.

Sobre las diversas acusaciones contra su persona, Napoleón Gómez confirmó que interpuso demandas contra Javier Lozano Alarcón por supuesta obstrucción y abuso de poder durante su gestión como secretario del Trabajo y Previsión Social.

JSO