La secretaria de Energía, Rocío Nahle, afirmó este lunes 26 de octubre que ella daría luz verde a que la petrolera estatal Pemex emprendiera nuevas asociaciones estratégicas con otras empresas, conocidas como "farmouts", si los proyectos fueran factibles.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador frenó las licitaciones petroleras iniciadas durante la administración de Enrique Peña Nieto al asegurar que los más de 100 contratos otorgados para exploración y producción de hidrocarburos no han cumplido con las metas prometidas con la reforma energética del 2014.

El mandatario ha dicho que buscará revertir esa reforma si no logra fortalecer y "rescatar" a Pemex, altamente endeudada, y a la empresa de electricidad CFE, con el marco legal actual.

"El que vaya en farmouts Pemex, depende de Pemex (...) y si Pemex lo necesita y muestra un adecuado plan de negocios nosotros no tendríamos ningún problema", dijo Nahle en una comparecencia en el Senado de la República.

"Y no tanto la Sener (Secretaría de Energía), soy la presidenta del Consejo de Administración (de Pemex) y, por supuesto, que lo aprobaríamos en un proyecto factible", afirmó.

Durante el sexenio de Enrique Peña, la estatal realizó tres farmouts. El primero fue con la australiana BHP Billiton para el campo de aguas profundas Trión y luego otros dos para sendos campos terrestres.