El canciller de Argentina Héctor Timerman remarcó que no hay ningún país que pueda acusar al suyo de proteccionismo comercial, en respuesta a las denuncias de empresarios de que hay trabas al comercio.

No hay ningún país del mundo que pueda culpar a Argentina de cerrar el paso a las importaciones , indicó Timerman, frente a los señalamientos de países vecinos que dicen lo contrario.

Hay gente a la que le conviene tener una oficina e importar en lugar de aportar a la economía real, a la industria nacional y darle trabajo a la gente , sostuvo Timerman, alnegar que falten materias primas y medicinas por la nueva política.

Timerman expuso estadísticas según las cuales Argentina es el país que registró el mayor crecimiento de las importaciones dentro del G20 (países desarrollados y algunos emergentes), con un alza interanual de 39% en el 2011.

De acuerdo con las estadísticas, el año pasado Argentina fue el segundo país de América con mayor volumen de importaciones, sólo superado por Colombia.

Desde febrero pasado, el Fisco argentino obliga a los importadores a avisar sobre sus compras antes de concretarlas, un sistema considerado proteccionista por empresarios locales y extranjeros.

El nuevo sistema de fiscalización, que está en sintonía con una política de sustitución de importaciones, ha sido motivo de roces con sectores empresariales de Brasil, Uruguay y Paraguay.

La Cámara Argentina de Importadores sostiene que hay unas 100,000 solicitudes de importación que permanecen frenadas por la Secretaría de Comercio.

México, Uruguay y FMI protestan

América Latina pone en riesgo su crecimiento económico con medidas proteccionistas, advirtieron funcionarios de México, Uruguay y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La canciller de México, Patricia Espinosa, aseguró que el creciente proteccionismo contribuye a sumar incertidumbre económica. También Uruguay manifestó su rechazo a prácticas de limitación al comercio , a las que el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, calificó como una amenaza sobre las posibilidades de crecimiento para la región .

Para Nicolás Eyzaguirre, director del FMI para el Hemisferio Occidental, defensas comerciales artificiales sólo son útiles por corto lapso. El proteccionismo puede ser un resorte para salvar algún empleo, pero para América Latina es el mayor enemigo que tenemos , aseguró el funcionario.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica