Las ventas comparables de los afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) crecieron 7.9% en junio pasado, su mejor desempeño (para un sexto mes) desde el 2012, cuando registraron un crecimiento similar. La aceleración en el desempeño estuvo influenciada por factores atípicos, como el Mundial de futbol y el periodo electoral en el país.

El crecimiento registrado estuvo en el rango del estimado por analistas (7.0-7.9 por ciento). Respecto al mes inmediato anterior, significó una aceleración de 2.3 puntos porcentuales, además de ser su crecimiento más alto desde marzo pasado, cuando las ventas a tiendas iguales se elevaron 9.9 por ciento.

“Detectamos que la cifra estuvo impulsada por un efecto calendario positivo al contarse con un sábado adicional respecto al año previo y días de paga en fines de semana. Además, no descartamos efectos adicionales derivados de la celebración del mundial de futbol y el reciente desempeño en algunas variables económicas (confianza, empleo y salarios reales)”, opinó Alejandro J. Saldaña Brito, analista de Ve Por Más en un reporte.

Reiteró que la cifra de la ANTAD estuvo incidida por efectos no recurrentes. Por un lado, se contó con un sábado adicional en relación a junio del 2018 y tres de los cinco fines de semana coincidieron con días de paga (quincenas). Además, también tuvo lugar el inicio de la celebración del mundial de futbol.

El resultado va en línea con el que reportó Walmart la semana pasada, pues la minorista también vivió su mejor desempeño en ventas este junio desde el 2012 (para el mismo mes), aunque en su caso el alza fue de 10 por ciento.

A tiendas totales, la ANTAD reportó un crecimiento de 11.2% en junio. Las ventas acumuladas al sexto mes del 2018 ascendieron a 827,500 millones de pesos.

Al cierre del 2017, la ANTAD estaba formada por 55,030 tiendas: 5,565 de autoservicio; 2,428 departamentales y 47,037 especializadas. La superficie total de venta de estos establecimientos suma más de 28.6 millones de metros cuadrados. El analista de Ve Por Más opinó que los indicadores del gasto de los hogares en México (principal componente del PIB) mantendrán una senda positiva, aunque posiblemente a un menor ritmo de crecimiento. “Las tasas de crecimiento positivas estarán sujetas a que continúe descendiendo la inflación, a un bajo desempleo y fortaleza de las remesas”.

[email protected]