La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) impuso una multa por dos millones 543,504 pesos a la aerolínea Volaris por incumplir con ofertas publicadas en su página de Internet en diciembre del año pasado.

Para la dependencia, la compañía produjo un daño en perjuicio de múltiples consumidores que adquirieron boletos para viajar a tarifa cero, entre el 1 y el 3 de diciembre de 2011, toda vez que incumplió con el servicio de transporte aéreo a que se obligó mediante la venta de boletos y reservaciones.

En el expediente de resolución, fechado el 12 de julio, la Profeco resalta que los daños son de difícil reparación, no solo por el no otorgamiento del transporte, sino por posibles gastos en los que incurrieron los consumidores con posterioridad a las reservaciones realizadas.

Y es que, del 1 al 3 de diciembre del año pasado, la aerolínea publicó una promoción en su página de Internet que permitió a más de tres mil 600 personas comprar boletos por menos de mil pesos, pero la canceló un día después, bajo el argumento de que había sido víctima de un fraude, pues alguien hizo uso indebido de su sitio web.

No obstante, la Profeco señala que toda empresa está obligada a cumplir con sus contratos de prestación de servicios, independientemente de las causas o motivos que generen la venta, por lo cual, el argumento fue desestimado.

Además, dijo, Volaris validó la oferta con el envío de mensajes de confirmación vía correo electrónico, lo que otorgó seguridad jurídica a los consumidores que habían adquirido los pasajes.

La Procuraduría acusó a Volaris de negligencia y discriminación en la revisión de su sitio, pues consideró incongruente que la promoción durara 72 horas si el monitoreo es permanente, además de que la promoción si la aplicó a cierto número de consumidores. La aerolínea deberá pagar la multa en un plazo de 45 días.

VOLARIS RECHAZA OFERTA

La aerolínea aseguró que nunca difundió ni promocionó boletos para el transporte aéreo de pasajeros a tarifa cero o sin pago de tarifa , ya que atentaría contra las disposiciones en materia de competencia.

Sostuvo que la resolución dictada por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) deriva del uso no autorizado y por personas ajenas a la empresa, de nuestros sistemas de reservaciones .

Por ello, dijo, Volaris presentó una denuncia de carácter penal con la que inició una averiguación previa que se encuentra en trámite, por lo que, dijo, habrá que esperar los resultados de esa investigación ya que podría tener efectos sobre los argumentos vertidos por la Profeco en su resolución.

La aerolínea informó que procedió al reembolso de las cantidades pagadas que no fueron tarifa, como el TUA e impuestos al total de los clientes involucrados.

klm