La operación mexicana de Telefónica Movistar cerró el 2017 con una baja de 5.2% en sus ingresos totales y de 11.6% en los ingresos por servicios. La compañía, en cambio, consiguió que sus entradas por datos móviles se incrementaran 4.2% en todo el año y en 18.5% para el último trimestre de 2017, compensando así los negativos en otros rubros de negocio.

Movistar México reportó a su matriz Telefónica ingresos generales por 1,336 millones de euros para todo 2017 y en 334 millones de euros para el cuarto trimestre del año. En ambos rubros los números fueron menores a lo registrado un año antes por la compañía.

Los ingresos por servicios de datos o de alto consumo subieron 22 millones de euros; de 533 millones en 2016, a 555 millones de euros en el 2017. La venta de dispositivos móviles repuntó 70 millones de euros; de 164 millones en 2016, a 234 millones el año pasado, una expansión de 43.7%, según el reporte anual de Telefónica a la Bolsa de Valores de España.

Pese a los altibajos en las entradas de dinero, Movistar mejoró ligeramente su margen OIBDA; fijado en 22.6% para 2017 y en 21.9% para 2016. Este incremento brindará mayor certidumbre a la empresa para definir sus planes en México, como su intención confirmada de competir por frecuencias de espectro radioeléctrico en la banda de los 2.5 GHz para robustecer sus paquetes.

Movistar destinó 4 millones de euros, 91.8 millones de pesos mexicanos, a la compra y/o refrendos de concesiones de espectro en 2017. La empresa ha decidido desde 2015 concentrarse en las bandas de 1.9 GHz o PCS para desplegar ofertas de servicios 4G y varios de sus permisos en esas frecuencias vencerán a mitad de este año. 

La empresa tenía 26 millones 557, 200 suscripciones móviles en 2016, pero su base se redujo en 1 millón 486,300 cuentas para el 2017, quedando para ese año una base de 25 millones 70,900 usuarios totales atendidos por Movistar en México.

En el negocio de prepago se desprendió de 1 millón 737,700 usuarios, el 7% de su base de clientes en ese segmento. Pero en el rubro de los clientes por contrato adhirió 251,300 nuevos usuarios netos en el año, 13% más que en el 2016.

Movistar reconoció en su reporte a bolsa que el ARPU —nivel de consumo mensual promedio por usuario— de su marca mexicana se mantiene bajo y con retrocesos para 2017. En ese año se ubicó en 3.0 euros por suscriptor, cuando en 2016 logró una cifra de 3.3 euros. El ARPU de Movistar en Argentina es de 8.5 euros; de 7.7 euros en Brasil y 4.4 euros en Colombia, por ejemplo.

En la tasa de desconexión o churn, Movistar también enfrentó retos en 2017. Este rubro pasó del 2.7% en el 2016, a 3.1% en el 2017.

“Telefónica México mantiene una tendencia de mejora mostrada durante el 2017 y vuelve a presentar en el cuarto trimestre un crecimiento interanual de ingresos y OIBDA, y expansión de márgenes”, dijo la operadora en su informe financiero.

“Asimismo, continúa progresando en su posicionamiento estratégico, con una mejora de la oferta comercial y del canal de distribución, así como de la cobertura y calidad de la red gracias al foco en inversión en las principales ciudades del país, al acuerdo alcanzado de roaming nacional y a otros modelos de inversión”.

abr