Las 39 empresas agrupadas en la Asociación Mexicana de Industrias innovadoras de Dispositivos Médicos (AMID), reconvirtieron sus líneas de producción con el fin de satisfacer la demanda nacional y global de dispositivos durante la pandemia Covid-19.

Alejandro Paolini, presidente de la AMID, explicó que la crisis sanitaria multiplicó por 10 la demanda de dispositivos médicos, los que cubren todo el espectro del cuidado de la salud: prevención-diagnóstico y tratamiento-seguimiento.

Advirtió que la pandemia dejó en claro que los sistemas de salud necesitan migrar a otro basado en el valor, y alejarse del volumen, porque reduce costos, mejora las tecnologías y aumenta el acceso de las personas a la salud.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.