Mitsubishi Motors estudia dejar de fabricar vehículos en Europa para el año 2013 y trasladar la producción a los mercados emergentes, informó hoy el diario económico Nikkei.

De acuerdo con información del diario español Expansión en su página web, el fabricante, que entre abril y diciembre de 2011 sufrió en Europa una pérdida operativa de 11,400 millones de yenes (más de 113 millones de euros), produce su modelo Colt y el todoterreno Outlander en Holanda (NedCar), pero la planta se ha mantenido por debajo de su capacidad de 200,000 vehículos anuales, lo que ha contribuido a los números rojos de Mitsubishi Motors en Europa.

Según Nikkei, el grupo negociaría con sindicatos y el gobierno holandés para vender la planta, que cuenta con cerca de 1.500 empleados. De concretarse, Mitsubishi se convertiría en el primer gran fabricante japonés que se retira totalmente de la producción automovilística en Europa.

Mitsubishi Motors considera, expone Nikkei, que las instalaciones en NedCar quedaron obsoletas y buena parte de los componentes deben ser importados desde Japón, lo que eleva los costes de las operaciones de producción en esas instalaciones.

Además, las ventas de vehículos nuevos en Europa bajaron por cuarto año consecutivo en 2011, una tendencia que se espera se mantenga este año.

apr / Con información de Expansión.es