Nueva York EU. En el 2012, las ventas minoristas en Estados Unidos crecerán a una tasa de 3.4%, menor al crecimiento de 4.7% que tuvo el año pasado, debido principalmente a la lenta recuperación del mercado laboral estadounidense y una modesta alza en los ingresos de los consumidores, de acuerdo con una estimación dada a conocer por la National Retail Federation (NRF) al comienzo de su conferencia anual en Nueva York.

Para Matthew Shay, presidente ejecutivo de la NRF, la desaceleración del comercio minorista es realista dados los desafíos que enfrenta la economía en Estados Unidos, en particular si se considera la reducción que ha tenido el gasto de los consumidores estadounidenses, su menor poder de compra y la alta tasa de desempleo en el vecino país, cercana al 8.5 por ciento.

En este sentido, la caída del gasto de los consumidores en Estados Unidos y el alto nivel de desempleo en aquel país son dos de los principales factores que podrían reducir ampliamente la demanda externa de México, de acuerdo con valoraciones de la firma Standard and Poor’s.

Lo anterior coincide con el deterioro que han ido teniendo las expectativas de crecimiento del Banco de México para el país, cuya tendencia anuncia un riesgo de que se revisen aún más a la baja si las de Estados Unidos siguen disminuyendo, ante la estrecha vinculación con ese país, al que México destina cerca de 80% de sus exportaciones.

ESFUERZO ADICIONAL

De acuerdo con la cabeza de la National Retail Federation, Matthew Shay, los minoristas deberán seguir esforzándose por mejorar su negocio debido a que el crecimiento general no será suficiente para todos .

Asimismo, especialistas del sector coinciden en que el 2012 seguirá siendo un año de promociones para los minoristas, lo que significa un mayor número de descuentos en sus ventas para competir con sus rivales.

Por tanto, el Presidente de la NRF ha indicado que la ventas minoristas recibirían un impulso si el gobierno de Estados Unidos reduce los impuestos a las empresas, hace más fácil el proceso de obtención de visas para los visitantes extranjeros para que viajen y realicen compras, e iguale las condiciones de competencia para los minoristas de Internet y tradicionales en términos de impuestos a las ventas.

Mientras tanto, la mayor amenaza al sector minorista en Estados Unidos y México es que la crisis de deuda de Europa golpee a la economía internacional, el gasto de los consumidores, el poder de compra y la tasa de desempleo.

[email protected]