Menor a la esperada fue la caída de la economía chilena en junio gracias a la minería. De acuerdo a las cifras del Banco Central, el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) cayó 12.4% en el sexto mes del año en comparación con igual período del año anterior.

Esto se ubica por arriba de las expectativas de los economistas que esperaban un retroceso entre 15% y 25 por ciento. La serie desestacionalizada creció 1.7% respecto del mes precedente y disminuyó 13.3% en doce meses. El mes registró un día hábil más que junio de 2019. De acuerdo al ente emisor, la actividad del sexto mes fue apoyada por el sector minero, que creció 2.2%, mientras que el no minero cayó 14 por ciento. Con ello, según los datos preliminares, el segundo trimestre del año habría registrado una contracción de 14%, siendo el período que acusó el mayor impacto de las cuarentenas para contener los contagios de coronavirus en el país.

Por sectores, el reporte del ente emisor señala que las actividades más afectadas fueron los servicios y la construcción, y, en menor medida, el comercio y la industria manufacturera. En los servicios, destacaron las caídas de educación, transporte, restaurantes y hoteles, y servicios empresariales.

En términos desestacionalizados, y con respecto al mes anterior, el Imacec minero aumentó 1.1% y el no minero lo hizo en 1.7 por ciento.

Caída sigue siendo sustantiva: Briones

Por otra parte, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, abordó la caída de 12.4% que registró el indicador. El secretario de Estado enfatizó que la economía chilena registró una “importante caída” en el sexto mes del año, y que si bien fue menor a la prevista por los analistas, “sigue siendo una caída sustantiva, lo que hará que este segundo trimestre sea el más malo en mucho tiempo, con una caída en la actividad económica cercana al 14 por ciento”.

“Es por esto mismo que como gobierno nuestra principal prioridad es volver a levantarnos, recuperar nuestra economía y por sobre todas las cosas recuperar el empleo, del cual dependen los ingresos de cientos de miles de familias en Chile”, cerró la autoridad.

Hace unos días, la Dirección de Presupuestos (Dipres), dio a conocer, que como consecuencia de la pandemia, los ingresos del fisco se desplomaron 14.5% durante el primer semestre del año. En el detalle, los ingresos tributarios netos sufrieron una baja de 17.1%, siendo lo recaudado por los impuestos a la renta un ítem clave, ya que experimentaron una disminución de 27.5% en los primeros seis meses del año.

Además, lo ingresado gracias a la minería privada se anotó una caída de más del 50%, lo que según el director de Presupuestos, Matías Acevedo, responde a la considerable baja en el precio del cobre. Pero en medio de la pandemia, la recaudación también se redujo por el desplome que experimentó el IVA, que en todo el semestre se hundió 12.8% como consecuencia de las cuarentenas.