Finalmente, la minera brasileña Vale admitió que quiere desprenderse de su proyecto minero Río Colorado en la localidad mendocina de Malargue, frenado desde abril del año pasado.

La suspención del emprendimiento dejó sin trabajo a 3,500 personas que habían sido empleadas de forma directa por los prestadores de servicios de la empresa, entre ellos Odebrecht, líder del Consorcio Rio Colorado, encargado de la construcción de la mina.

Ayer, durante una reunión con analistas de mercado realizada en Río de Janeiro, ejecutivos de la empresa reconocieron a la agencia Reuters que intentarán vender la concesión del yacimiento mediante el cual tenía previsto extraer sales de potasio y cuya inversión iba a ser de 6,000 millones de dólares, uno de los mayores desembolsos extranjeros en la historia de Argentina.

Vale había cancelado el emprendimiento hace ya casi un año al no recibir facilidades tributarias para compensar un aumento de costos. En ese momento había dejado entreabierta la puerta para una eventual reanudación de Río Colorado, puerta que con las declaraciones de ayer parecen haberse cerrado de manera definitiva.

Según fuentes del mercado, ahora buscará hacer un data room para vender la concesión, incluyendo la mina y equipamientos y servicios ya instalados.

La firma había pedido al gobierno nacional la suspensión del cobro del IVA hasta empezar a producir en la segunda mitad de este año.

Según el grupo brasileño, los costos de Río Colorado habían aumentado por la inflación, además de los controles de cambio. La idea era reducir las pérdidas con el proyecto, superiores a 2,000 millones de dólares.

En varias entrevistas con medios de prensa realizadas tras la decisión de Vale, el gobernador de Mendoza, Francisco Pérez, dijo que el proyecto seguirá ?con o sin Vale?, abriendo espacio para la revocación de la concesión de la mina, equivalente a una expropiación. Se trata de una hipótesis que no excluye la posibilidad de que Vale pida compensaciones judiciales por las inversiones que realizó.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica