El operador británico de telefonía celular O2, propiedad del gigante español de las telecomunicaciones, Telefónica, anunció este jueves que millones de sus clientes en Reino Unido no podían utilizar los datos móviles debido a un fallo de software.

"Sabemos que nuestros clientes no pueden utilizar los datos esta mañana", dijo a la AFP un portavoz de O2, segundo mayor operador de telefonía móvil en Reino Unido.

Hacia media tarde el problema seguía sin resolver, según la página web de la compañía.

Las personas afectadas no podían acceder a internet ni al correo electrónico en sus teléfonos, por lo que la compañía aconsejó a sus clientes que utilizasen mientras tanto las redes de wifi. Pero más tarde algunos comenzaron a quejarse también de la imposibilidad de hacer llamadas y mandar mensajes de texto.

La división británica de Telefónica tiene 25 millones de clientes directos en el país, pero un total de 32 millones de personas utilizan su red sumando a quienes lo hacen a través de otros operadores, como Tesco Mobil o Sky.

Avería también en Japón

"Uno de nuestros proveedores externos ha identificado un problema global de software en su sistema que nos ha afectado", explicó el portavoz de O2 sin nombrar al proveedor. "Creemos que otros operadores de telefonía móvil de todo el mundo también se ven afectados", agregó.

En Japón, el operador SoftBank Corp también informó de una avería general de varias horas en su red celular y en la parte de telefonía de su red fija. Al igual que O2, SoftBank es cliente del proveedor sueco de equipamiento de telecomunicaciones Ericsson.

"Hoy nuestros servicios estuvieron inutilizables o fuertemente dañados, pero la situación se ha restablecido hacia las 18:04 (09:04 GMT)", dijo la empresa japonesa en un comunicado.

SoftBank no precisó la causa de este incidente de una magnitud muy poco habitual en Japón, aparte de los momentos de catástrofes naturales. El grupo indicó simplemente que sus equipos sufrieron un problema a nivel nacional.

Clientes piden compensaciones

"O2 y SoftBank registraron perturbaciones de sus flujos de datos. Los dos son clientes de Ericsson", dijo a la AFP un portavoz del grupo sueco, sin querer confirmar que un software de la compañía fuese la causa del problema.

Y agregó que Ericsson trabajaba con ambos operadores para aclarar el origen de la avería.

Mientras tanto, O2 era objeto en Reino Unido de un alud de críticas en las redes sociales y sus equipos intentaban responder a un máximo de clientes descontentos.

"No es sólo el servicio de datos. ¡Tampoco puedo hacer llamadas ni enviar mensajes de texto!", se quejaba Karly en Twitter. "Espero que O2 compense a los clientes por la falta de 4G y datos", señalaba otro usuario identificado como Dave.

El último problema de grandes proporciones que sufrió O2 se remonta a julio de 2012, cuando una gigantesca avería de su red perturbó durante 24 horas las comunicaciones de miles de abonados.