La extorsión y sobornos de autoridades públicas presiona a las micro, pequeñas y medianas empresas que implica un gasto adicional estimado en 6% de sus ingresos, sin contabilizar el impacto de robo de mercancías que ha repuntado por arriba del 50%, se quejó Juan Manuel Chaparro Romero, presidente de Fomento Industrial de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

México y su industria requieren legalidad y justicia para progresar, amparado por un marco jurídico que de confianza a las MiPymes y grandes empresas mexicanas inversionistas, dijo el empresario.

“Habrá que reducir drásticamente el comercio ilegal de mercancías, la piratería, la subvaluación y clonación de mercancías, el tamaño del sector informal que, aunque ha sido mermado ligeramente habrá de ser llevado a su mínima expresión en forma tajante; ya que la combinación de lo informal con lo ilegal le hacen un daño enorme al país”, acotó el representante de la industria.

Chaparro comentó que, hasta la fecha, las inversiones extranjeras directas no han disminuido, pero podrían ser mayores si se fortaleciera el estado de derecho hacia los inversionistas.

El presidente de la Comisión de Fomento Industrial demandó a fortalecer y aplicar las leyes en forma estricta y real en México, sin negociación alguna, contra estos ilícitos, donde se refuerce y fiscalice completamente el sistema nacional anticorrupción.

El “pago de piso” a la delincuencia, los crecientes robos de mercancías durante su trayecto de transporte, secuestros y desapariciones forzadas de empresarios van al alza y deben frenarse, exigió la industria.

erp