Estados Unidos y México aprobaron ayer reconocer mutuamente la certificación de productos de telecomunicación para reducir costos a las empresas fabricantes y facilitar las ventas en ambos mercados.

El acuerdo permitirá que reconocidos laboratorios estadounidenses certifiquen productos de telecomunicación para lograr la conformidad con requerimientos técnicos mexicanos y viceversa.

La medida cubre un amplio grupo de bienes sujetos a regulaciones en telecomunicaciones, incluyendo productos alámbricos e inalámbricos, así como equipos terrestres o satelitales, sobresaliendo los teléfonos y las computadoras por su volumen de intercambio.

En el comercio bilateral del sector telecomunicaciones registrado en el 2010, las exportaciones mexicanas sumaron de 70,000 millones de dólares, es tanto que las estadounidenses fueron por 22,000 millones, cifras que en conjunto abarcaron 24.2% del comercio total entre los dos países.

ACUERDO DEL TLCAN, POR FIN

Bruno Ferrari, secretario de Economía, dijo que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) establece que este acuerdo se debió firmar a más tardar en 1995, por lo que la medida se retrasó 16 años y expresó que desconoce el motivo.

El acuerdo reducirá los costos asociados con la certificación de equipos de telecomunicaciones en beneficio de los consumidores mexicanos , agregó Ferrari.

Ambos gobiernos convinieron un periodo de transición de 18 meses, contados a partir del 10 de junio del 2011, para familiarización del proceso, de modo que se puedan conocer las disposiciones contenidas y los laboratorios estén preparados para su implementación.

El Acuerdo de Reconocimiento Mutuo ahorrará a las empresas manufactureras tiempo y dinero , dijo Ron Kirk, representante comercial de Estados Unidos, quien firmó el acuerdo con Ferrari en París, Francia.

La Secretaría de Economía afirmó que el acuerdo garantizará el cumplimiento de los reglamentos técnicos vigentes, que para el caso de México son las Normas Oficiales Mexicanas correspondientes.

Bruno Ferrari añadió que México mantiene negociaciones con Canadá para llegar a un acuerdo similar.

Por otra parte, mencionó que México y Estados Unidos podrían negociar otros acuerdos de equivalencia de normas, mediante los cuales quien produce, importa o exporta productos seleccionados tiene la facultad de elegir si los certifica con las Normas Oficiales Mexicanas o conforme a las normas de Estados Unidos o Canadá.

En el 2009, el gobierno mexicano aprobó la equivalencia de normas con sus socios del TLCAN para la importación de dispositivos médicos, como equipos, prótesis, ayudas funcionales, agentes de diagnóstico, insumos de uso odontológico, material quirúrgico, de curación y productos higiénicos.

[email protected]