Los gobiernos de México y Estados Unidos dan un seguimiento continuo y detallado de los proyectos de Inversión Extranjera Directa (IED) de interés mutuo, destacó Graciela Márquez, secretaria de Economía.

Márquez y el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, realizaron una llamada semanal entre ambos desde abril a julio de 2020, y esa misma dinámica la llevan a cabo cada 15 días de agosto a la fecha.

“En esas llamadas intercambiamos temas de inversiones nuevas y de todos los temas de la relación bilateral”, refirió Márquez.

En el 2019, México se convirtió en el principal socio comercial total de Estados Unidos, ocupando el segundo lugar como fuente de importaciones de mercancías estadounidenses y el segundo como mercado de exportación de productos estadounidenses.

Al mismo tiempo, Estados Unidos es el mercado de exportación de bienes más importante de México, con 85% de las exportaciones mexicanas destinadas a ese destino. El comercio de mercancías entre los dos países en 2019 fue más de 7.5 veces mayor (en términos nominales) que, en 1993, año en que entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Hemos dado seguimiento a procesos de reinversión”, abundó Márquez sobre sus conversaciones con Landau. “Él me ha contado que ha ido a inaugurar plantas en México de empresas que estaban localizadas en Asia”, puso como ejemplo.

México se mantuvo como el primer socio  e Estados Unidos en el intercambio de productos (importaciones más exportaciones) durante el periodo de enero a agosto de 2020, con una participación de 14.1 por ciento.

Por muchos años, Canadá fue el primer socio de su vecino del sur, hasta que China lo desplazó de 2015 a 2018, mientras que México ocupó esa posición por primera vez en 2019.

De enero a agosto de 2020, las exportaciones de México a Estados Unidos fueron por 202,951 millones de dólares y sus importaciones desde el mercado estadounidense alcanzaron 134,530 millones de dólares.

Históricamente, Estados Unidos ha sido una de las mayores fuentes de IED en México. Según la Secretaría de Economía de México, los flujos de IED a México desde Estados Unidos totalizaron 279,510 millones de dólares de 1999 a la primera mitad de 2020, una participación de 46.9 por ciento. Los sectores de automotriz, aeroespacial, telecomunicaciones, servicios financieros y electrónica suelen recibir grandes cantidades de IED.

La mayor parte de la inversión extranjera fluye hacia los estados del norte cerca de la frontera con Estados Unidos, donde se encuentran la mayoría de las maquiladoras o hacia la Ciudad de México y la cercana región de “El Bajío”.

En el pasado, los inversionistas extranjeros han pasado por alto los estados del sur de México, aunque eso puede cambiar si el enfoque de la nueva administración en atraer inversiones a la región gana terreno.