Toronto, Can. Las empresas canadienses al igual que las mexicanas confían que los beneficios conseguidos con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sean más fuertes que la ola de incertidumbre que se ha ocasionado con la entrada del gobierno de Donald Trump a los Estados Unidos.

Al menos en el sector de alimentos, empresas como Queen Victoria, que se dedica al empaquetado de ensaladas y sus productos se encuentran en el territorio TLCAN en las tiendas de Costco y Walmart, recientemente finalizaron una expansión en sus plantas de empacado de México, en Baja California y San Luis Potosí, donde su directivo Doug Alexander consideró que siempre están buscando crecer.

Obtenemos materia prima de México, Estados Unidos y Canadá. A pesar de lo incierto que se ve el camino, no espero que la producción de productos frescos como vegetales y frutas vivan un problema, también es sano que después de los más de 20 años que lleva el acuerdo se de una checada, hay reservas de opinión, pero no creo que se genere un mal escenario, sólo creo que mejorará , explicó el empresario Alexander.

Debido a la dependencia que existe de materias primas con los Estados Unidos, Joe Turner, consultor de Desarrollo de Negocios en Canadá, consideró que es un buen momento para que México y Canadá analicen en sus mercados y en qué pueden estrechar la relación bilateral.

Tenemos muchos productos de México, y de hecho, muchos de ellos son empacados acá; un ejemplo son las plantas para sazonar , explicó.

Agregó que al momento no han presentado alzas en los precios de materias primas o productos ya empaquetados; sin embargo, yo creo que deberíamos traer más productos de México si vamos a tener estos problemas con Estados Unidos. En Canadá tenemos invernaderos, pero una temporada corta de siembra es una oportunidad para explorar las posibilidades de nuevos productos para México , expuso a El Economista.

Agregó que la comida mexicana y sus ingredientes tienen gran potencial para llegar a Canadá, impulsado por el incremento en la demanda de productos aztecas y de connacionales que han iniciado la cultura del consumo de la gastronomía mexicana.

Ejemplo de lo anterior es AlbaLisa, compañía que se dedica a la elaboración y comercialización de tortillas en la región de Ontario Canadá. Michael Wolfson, asesor de Desarrollo Económico del sector de alimentos de Toronto, compartió que dicha compañía nació de una mexicana que se casó con un canadiense y al mudarse a Canadá no lograba encontrar tortillas que tuvieran el sabor y calidad de nuestro país, de ahí que se acercara a Food Starter para comenzar su proyecto AlbaLisa. Actualmente además de tortillas ya hace sopas veganas.

maria.rodriguez@eleconomista.mx