México y Brasil acordaron el miércoles las ``reglas del juego'' que ambos gobiernos utilizarán cuando decidan arrancar formalmente la negociación de un acuerdo de integración económica.

La Secretaría de Economía informó en un comunicado que funcionarios de ambos países se reunieron el 11 y 12 de mayo y lograron establecer reglas básicas como que cualquier acuerdo de integración considere no sólo aranceles, sino también temas de servicios, inversión, compras de gobierno y propiedad intelectual.

También se acordó que para el acuerdo se examinarán todos los productos, servicios y temas comerciales, además de que se otorgará trato especial a los sectores vulnerables y se garantizará el acceso real a los mercados.

Economía describió lo acordado como ``las reglas del juego que aplicarán una vez que los gobiernos decidan iniciar negociaciones''.

La delegación mexicana estuvo encabezada por la subsecretaria de Comercio Exterior, Beatriz Leycegui, y la brasileña por el secretario de Comercio Exterior Welber Barral y el director de Integración Regional de la cancillería, Paulo Roberto Franca.

Ambos equipos acordaron tener dos encuentros más en junio y agosto.

El presidente Felipe Calderón y su colega brasileño Luis Inácio Lula da Silva anunciaron en febrero el inicio de trabajos para estudiar la forma de concretar un acuerdo de integración económica, aunque aclararon que no necesariamente se traducirá en un tratado de libre comercio.

En ese momento, Lula calificó como ``una vergüenza'' la balanza comercial entre México y Brasil, que en 2008 alcanzó casi los 8.000 millones de dólares, muy por debajo de la que tienen con otras naciones.

Por ejemplo, la balanza comercial entre México y Estados Unidos superó en 2008 más de 360.000 millones de dólares.

apr