México podría recuperar este año su posición como principal proveedor de Estados Unidos, del cual fue desplazado desde 2001 por China, aseguró Beatriz Leycegui de la SE

"La caída de las importaciones de Estados Unidos desde China contribuyó a que el comercio global entre esas naciones disminuyera", explicó Beatriz Leycegui, Subsecretaria de Negociaciones Comerciales Internacionales de la Secretaría de Economía, que participa del congreso anual de comercio exterior de México.

La funcionaria dijo que en marzo la participación mexicana en el comercio exterior de Estados Unidos fue de 12.5%, frente a 11.5% en el mismo mes del año anterior. Por el contrario, China perdió participación al pasar de 17.5% a 15.4 por ciento.

De confirmarse esta tendencia México volvería a fin de año a convertirse en el principal proveedor estadounidense, añadió.

Leycegui dijo que este año las exportaciones mexicanas han crecido un poco más de 30%, debido fundamentalmente a la recuperación del dinamismo en la economía de Estados Unidos, país al que se destina el 80% de sus ventas.

Tras el ingreso de China a la Organización Mundial de Comercio en 2001, que obligó a Estados Unidos a darle condiciones arancelarias similares a las de otros países miembros del organismo, el país asiático desplazó a México como principal proveedor estadounidense.

En 2009 las exportaciones de México, segunda economía de América Latina, cayeron a 230,000 millones de dólares, frente al récord de 291,000 millones que habían alcanzado en 2008.