México exportó lavadoras y sus partes a Estados Unidos por un valor de 211.6 millones de dólares de enero a septiembre del 2018, un alza interanual de 4.5%, a pesar de que el gobierno del presidente Donald Trump impuso una salvaguarda a productos de esta categoría desde el 7 de febrero pasado.

En forma desglosada, México registró una caída de 28.8% en sus ventas externas de aparatos con una capacidad de lavado superior a 10 kilos, con lo que sumaron 121.7 millones de dólares en los primeros nueve meses del año en curso.

También el país tuvo un descenso de 10.3% en sus exportaciones de partes para lavadoras, al totalizar 6.9 millones de dólares.

Por el contrario, las exportaciones mexicanas de lavadoras con capacidad menor o igual a 6 kilos se dispararon 258%, a 82.9 millones de dólares, compensando las caídas anteriores.

La salvaguarda se aplicó tras una solicitud presentada por Whirlpool Corporation, fabricante de lavadoras de gran capacidad para uso doméstico en Estados Unidos, argumentando que las importaciones involucradas en EU subieron en tal cantidad que constituían una causa sustancial de daño grave, o amenaza de daño grave, a la rama de producción nacional que fabricaba productos similares o directamente competidores del producto importado.

La medida de salvaguarda se aplica a las importaciones procedentes de todos los países, excepto Canadá. Para las importaciones dentro del cupo de 1.2 millones de lavadoras anuales, Estados Unidos cobra un arancel adicional de 20%, mientras que para aquellas fuera del cupo esa tasa sube a 50 por ciento. La medida abarca determinadas piezas de las lavadoras de gran capacidad para uso doméstico: todas las carcasas, o sus partes, cubas y tambores.

En su momento, la Secretaría de Economía consideró como lamentable la inclusión de México en la aplicación de salvaguardas a la importación de lavadoras domésticas a Estados Unidos, ya que la propia Comisión de Comercio Internacional concluyó que no existen perjuicios para la industria estadounidense, como consecuencia de las importaciones de lavadoras mexicanas.

En tanto, China y Corea del Sur notificaron a la Organización Mundial de Comercio (OMC) la aplicación de represalias equivalentes a partir del 7 de febrero del 2021 o de la fecha en que resuelva el caso el Órgano de Solución de Diferencias de la OMC, si es a favor de esos países y en contra de Estados Unidos. México tiene derecho a una compensación prevista en el artículo 802.6 del TLCAN, según la cual puede aplicar este recurso mutuamente acordado en forma de concesiones que tengan efectos comerciales sustancialmente equivalentes o que lo sean respecto del valor de los gravámenes adicionales que se esperen de la medida. Pero no ha usado este recurso hasta ahora.