México quiere atraer en 2012 un 30% más de turistas que en 2011, para alcanzar una cifra cercana a los 45,000, dijeron fuentes del sector, en el marco de una feria para viajeros del gigante asiático celebrada hoy aquí.

En 2011 visitaron México 36,000 turistas. Esta cifra supuso un 30% más que en 2010, y esperamos que en 2012 el incremento sea del 30% , dijo Militza Latapí, representante del Consejo de Promoción Turística de México en Pekín.

Los datos registrados hasta febrero indican que hubo un crecimiento del 25% en el número de turistas chinos a México, país que lleva desde 2009 impulsando una campaña para atraer el número de viajeros chinos.

México sigue siendo, pese a la progresión, un país relativamente poco conocido entre el público chino, que tiene a Francia (910,000 visitantes en 2011) y Estados Unidos (cerca de un millón) como los principales destinos turísticos.

El principal escollo para el país latinoamericano sigue siendo la falta de conocimiento de nuestra oferta, porque Cancún ya se conoce, pero ahora estamos promoviendo otros lugares como Los Cabos, Morelia, Puebla o Chiapas , reveló Latapí.

La agilización de los trámites de visado, en vigor desde 2010, así como la creación del vuelo directo entre Shanghái y Ciudad de México operado por Aeroméxico han contribuido indiscutiblemente al aumento del flujo de visitantes, según las fuentes.

Al respecto, México ha negociado con la compañía Hainan Airlines la apertura de un nuevo vuelo directo que enlace, en esta ocasión, Pekín con Cancún o con Ciudad de México, siendo ésta última ciudad el destino más probable, según fuentes consultadas.

Esperamos poder abrir la nueva ruta en un plazo de seis meses , dijeron a Notimex las fuentes.

El aumento del número de turistas chinos se viene registrando sobre todo desde 2009. El año pasado ni siquiera enviábamos un grupo al mes, ahora son más de 30 o 40 chinos mensuales , explicó Ansony Cobian, de la compañía mexicana Best Day Travel, que coopera con touroperadores chinos para ofrecer México como destino turístico.

Indicó que, además de promocionar los encantos de México, hay que enseñar a los touroperadores chinos a vender México entre sus clientes frente a otros países competidores.

Al estadunidense le gusta la playa y la fiesta, en definitiva relajarse; el europeo quiere aprender algo, como la vida en la época Maya; al chino le gusta experimentar algo que el resto de sus compatriotas no ha experimentado, de ahí la importancia de llevarlo a las zonas más célebres para que pueda fotografiarse , agregó la fuente.

Luis Euán Itzá, representante de Amstar, otra empresa mexicana, coincidió, y explicó algunas de las particularidades de este nuevo público.

El chino no está acostumbrado a viajar solo. Tiene que comer comida china al menos una vez al día. No le gusta el hábito de que le pidan propina. Necesita una tetera en la habitación para tomar su té (...) , subrayó, tras más de cinco años de experiencia en China.

Pese al impacto de la crisis en Europa y Estados Unidos, la cifra de viajeros internacionales aumentó el año pasado en 4.4% gracias a la demanda de los países emergentes –impulsados por China-, indicaron esta semana participantes en el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, en sus siglas en inglés), que se celebra actualmente en Tokio.

La expansión económica de China, segunda economía mundial, y la creación de una emergente clase media de unos 300 millones de personas ha generado un importante flujo de turistas chinos al extranjero.

Dicho flujo alcanzó en 2011 los 65 millones de personas y generó una actividad económica superior a los 50 mil millones de dólares, según la Academia China de Turismo.

Con un crecimiento anual del número de turistas cercano al 12%, China se convertirá en 2015 en el mayor mercado mundial del turismo, según el profesor Dai Bin, director de la Academia China de Turismo.

RDS