En los últimos años, México se ubicó a nivel mundial como el tercer país que más redujo su producción de alimentos por el fenómeno de la sequía, lo que preocupa a los agroindustriales porque la cosecha se redujo 30%, mientras las importaciones se elevaron 35%; así que urge una política pública similar a la europea o estadounidense que incentive la producción para el abasto doméstico.

Así lo demandó Juan Carlos Cortes, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), al agregar que ante la crisis alimenticia, México tiene la obligación de aumentar su producción nacional en por lo menos 70%, la cual deberá ser impulsada por apoyos gubernamentales como se hace en las economías desarrolladas.

Se sigue consolidando en la opinión internacional de que es fundamental reducir la dependencia alimenticia, tener un nivel de abasto de producción de alimentos domésticos suficiente para poder aislarte de coyunturas de corto plazo de ciertos inventarios de alimentos, sobre todo de granos , recomendó.

Entrevistado al término de la reunión del CCE, el dirigente destacó que durante el año pasado, México, sólo superado por Etiopía y Sudáfrica, redujo su producción de alimentos, y en donde según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), hay una disminución en la producción nacional.

Tenemos un nivel de importaciones, el año pasado en la balanza agropecuaria de cerca de 30 a 35% en promedio en un solo año, entonces realmente estamos perdiendo producción, estamos aumentando importaciones y es un tema que se tiene que atender rápidamente , demandó.

Cortés advirtió que la sequía continuará durante el resto del presente año y, aunque descartó anticipar si seguirá la tendencia de producción a la baja, exigió a las autoridades a que fluyan los recursos hacia el sector agropecuario.

LOS MÁS AFECTADOS

Entre los productos sensibles a la sequía en las tierras, ante la ausencia de agua, están los granos, el sector pecuario y lechero, que son los más afectados en este momento, precisó.

México no puede estar aislado de los movimientos generales de precios de los commodities a nivel internacional, lo que sí se puede hacer, y creo que la autoridad lo tiene muy claro, es que si tienes un nivel de abasto domestico suficiente, es un amortiguador que te da o aísla poco de los movimientos de la enorme volatilidad de los precios internacionales, por eso es importante producir alimentos en 70 o 75% de lo que nos comemos , recomendó el líder del CNA.

[email protected]