Ildefonso Guajardo está de buen humor. El fin de sus aspiraciones al gobierno de Nuevo León le permite encarar el 2015 totalmente enfocado a la agenda de la Secretaría de Economía. Es optimista: En promoción de la inversión privada vienen cosas muy buenas; en sectores como el automotriz y el agroalimentario están a punto de producirse anuncios muy importantes (...) Hemos entrado a otro nivel. Estábamos en promedios de inversión aproximados a 20,000 millones de dólares. Ahora vamos a estar en torno a los 30,000 millones de dólares .

El recorte presupuestal le obligará a, entre otras cosas, reducir gastos de personal, pero no cancelará algunos proyectos estratégicos, entre ellos los relacionados con el desarrollo de proveedores nacionales para cumplir con el mandato de que 25% de la producción energética tenga contenido nacional, generaremos los ahorros que nos están solicitando y encontraremos la forma de echar a andar un equipo que promueva ese contenido nacional .

En entrevista con El Economista, el secretario de Economía hace un balance. Habla del mexican moment; de la promoción de México en el exterior; de las relaciones con Brasil, y también del diálogo con la comunidad económica internacional en torno a temas difíciles como la inseguridad o la corrupción.

¿Cuál es la perspectiva de atracción de IED de México?

El año pinta con muy buenos anuncios en la industria automotriz, creo que vamos a tener varias buenas sorpresas como en el año pasado. Traemos anuncios importantes en el sector de bebidas y alimentos. Francamente estoy convencido de que ya dimos el siguiente paso a un nivel superior al tradicional, cercano a los 20,000 millones de dólares en promedio de antes del 2012 y a partir del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Creo que ya entramos a la parte política de lo que nos propusimos en el Plan Nacional de Desarrollo de llevar la IED promedio en este sexenio a 30,000 millones de dólares anuales.

En los dos primeros años lograremos ese promedio, que de alguna manera tiene elementos de compensación por convencionales, que es el cambio de manos accionarias de inversionistas nacionales a extranjeros y de extranjeros a nacionales.

Hay movimientos que se compensan. En el 2013 se registró la compra de Grupo Modelo por la empresa belga Anheuser-Busch InBev, que implicó entradas por 13,000 millones de dólares, y en el 2014 hubo el retiro de AT&T como accionista de América Móvil, una desinversión de 5,000 millones de dólares.

Pero si estamos con una estimación de captación de 42,000 millones de dólares en el 2013 y de 23,000 millones de dólares en el 2014, el promedio va a andar por encima 30,000 millones de dólares anuales.

¿Cuál es el estado del mexican moment, cómo lo están viviendo en foros como el de Davos?

El mexican moment es la apertura de una oportunidad en el tiempo de aprovechar un momento histórico, donde la responsabilidad de capitalizarlo es sólo nuestra, de los mexicanos y de sus instituciones.

Nuestra principal misión en foros como el de Davos era llevar el mensaje del presidente de lo que él, de alguna manera, comprometió en cuanto al cambio-país, sobre todo con los mexicanos, pero también comunicar internacionalmente que se había completado esa primera ronda.

Para poder tener un impacto contundente es necesario no sólo haber completado esta expectativa de reformas económicas, sino también, ahora, poder enfrentar los retos en cuanto a la dualidad de desarrollo, en cuanto al rezago de algunos estados de la República Mexicana en relación con la gran dinámica de desarrollo que presentan otras regiones del país.

¿Cuál es la pregunta más frecuente que le hacen sobre México?

Me preguntan las razones por las cuales nos estamos diferenciando del resto de las economías emergentes. Obviamente los temas fundamentales son el crecimiento, donde, según las estimaciones, vamos a crecer al doble del promedio de América Latina, y lo que ha pasado con los movimientos cambiarios y de monedas emergentes, donde el peso mexicano es el que más ha podido resistir contra la especulación que se genera a partir del cambio de la política monetaria en Estados Unidos.

Y adicionalmente había un tema velado, que era la congruencia de nuestra política fiscal y creo que la respuesta a esa pregunta acaba de darse con el anuncio de los ajustes (presupuestarios), que le vuelve a dar una gran credibilidad a México en la conducción de su política fiscal.

¿En qué es diferente México a América Latina y en qué igual?

De las grandes economías latinoamericanas, la mexicana es por mucho la más abierta. Eso te da instrumentos muy interesantes para poder compensar, a veces, adversidades económicas, y lo ha demostrado, como el sector exportador, que es el que nos ha sacado adelante.

Por otra parte, México goza hoy no sólo del bono demográfico, que inclusive es mejor que el de otras economías equivalentes en América Latina. También goza de un bono energético: la accesibilidad y abundancia de gas y la posibilidad de tener las redes que lo lleven a todo el país está representando una ventaja comparativa fundamental.

Y si a eso le agregas la conducción de la política macro, un tipo de cambio flexible y una adherencia en políticas fiscales sanas, nos pone en un punto y aparte en el contexto.

¿Cómo le va en temas incómodos para la delegación mexicana: inseguridad, corrupción?

A muchos inversionistas les queda claramente definido que el país es un mosaico que se compone por más de 30 entidades federativas en donde las condiciones de gobernanza, calidad de vida y seguridad son diferenciadas. El inversionista perfectamente distingue dónde están sus proyectos, en la zona norte, centro-occidente, y claramente algunos de ellos son afectados por la falta de condiciones en dos o tres estados de la República que claramente representan un reto para ellos.

Por otra parte, en el tema de transparencia y conflicto de interés, para ellos es muy claro que en México tenemos que hacer un esfuerzo para, de una vez por todas, generar y crear un nuevo paradigma en materia de principios de transparencia y rendición de cuentas. Tiene que haber una acción del Ejecutivo federal autónoma, autodefinida, con independencia de qué hagan o dejen de hacer en otras partes, esperando que todo mundo abone al proyecto de finalmente construir en México las acciones necesarias para erradicar la corrupción y los posibles conflictos de intereses.

Vienen meses definitorios para el TPP: SE

Las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés) atravesarán por un periodo definitorio entre marzo y julio. De no cerrarse, entonces su futuro será incierto, afirmó Ildefonso Guajardo, secretario de Economía (SE).

Queda claro que a uno de los jugadores más importantes del TPP, Estados Unidos, se le presenta una ventana de oportunidad que sólo existe entre este momento y antes de que empiecen las elecciones primarias en ese país , dijo.

El TPP es un Tratado de Libre Comercio que se negocia en secreto e incorpora capítulos relacionados con el comercio electrónico, la propiedad intelectual y empresas paraestatales, además de que los países participantes han discutido la posibilidad de incluir medidas para evitar que se manipulen las monedas con el objetivo de aumentar las exportaciones.

A partir de que empiecen las primarias en Estados Unidos, la politización del ambiente norteamericano haría imposible transitar cualquier elemento de fondo en el Congreso. Todos los actores tienen claro que entre marzo y julio esto tiene que terminarse. Si no termina, no hay manera de definir cuándo y eso está internalizado (sic) en todos los actores , comentó Guajardo.

México negocia el TPP con Estados Unidos, Canadá, Japón, Chile y Perú (con los que tiene tratados de libre comercio), además de Singapur, Malasia, Nueva Zelanda, Australia, Brunei y Vietnam (con los que no ha pactado acuerdos comerciales).

Hay otras coyunturas que evidencian el momento crítico , como el rumbo por el que transita la Abenomics, la política económica de Shinzo Abe, primer ministro de Japón, con sus tres flechas : la política monetaria orientada a la eliminación de la deflación; la política fiscal flexible y la reforma estructural, destinada a aumentar la inversión.

Si Abe no toma acciones contundentes para una nueva dinámica en la economía japonesa, a través del comercio internacional, se le debilita su tercera flecha, y entonces también están en una condición donde necesitan mandar señales prontas, independientemente de la dificultad de la negociación , consideró Guajardo.

Pedirá México a Brasil honrar su palabra

El gobierno de México pidió a su contraparte de Brasil respetar el libre comercio bilateral de automóviles a partir del próximo 19 de marzo, cuando venza una tregua de tres años pactada por ambos países, a petición de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

Para México esto es bien importante, porque si había un precedente de libre comercio y queremos mandar buenas señales a nuestro sector empresarial, creo que debemos empezar por cumplir los compromisos , dijo Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

El ACE 55, que incluye también a Argentina y Uruguay, entró en vigor en el 2003, eliminó los aranceles al comercio de autos entre México y Brasil desde el 2007 y se renegoció en marzo del 2012 con el establecimiento de cupos y el compromiso de regresar a la apertura total en tres años.

Ésos son los términos en los que está el compromiso y México se sentará a la mesa de discusión muy pronto bajo esas expectativas , agregó el funcionario.

Una vez resuelto este asunto, el gobierno de México pretende una mayor integración con Brasil y así lo hizo saber Guajardo en un evento sobre América Latina en el Foro de Davos, en Suiza, a finales de enero.

Ahí de alguna manera puse en la mesa la posibilidad de que los brasileños y los mexicanos preparemos, en el contexto de la visita de la presidenta Dilma, algo de carnita para el Foro Económico Mundial Latinoamérica, que se realizará en México del 6 al 8 de mayo del presente año , dijo.

Acotó que esto sería independiente de cuándo será el mejor momento para una negociación de libre comercio entre México y Brasil, una cuestión que no la tienen todavía en el calendario ni los brasileños ni los mexicanos.

Guajardo concluyó que con Brasil, como con toda Latinoamérica, México tiene mil cosas en las que se puede avanzar , como crear sinergias y cadenas de valor entre las 10 o 12 petroleras latinoamericanas.

Secretaria de Economía

empresas@eleconomista.com.mx