Con el ritmo de crecimiento que mantiene la industria de autopartes y el boom que provendrá del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), México se encamina a ubicarse como el cuarto productor de piezas y componentes automotrices en el mundo hacia el 2021 y desplazar a Alemania, pronosticó la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Alberto Bustamante González, director de Comercio Exterior y Normalización de la INA, dijo que, derivado de la entrada en T-MEC, que exige un mayor contenido regional de 62.5 a 75% (de materiales hechos en la región de Norteamérica), se permitirá que las empresas incrementen sus inversiones, las cuales están proyectadas por lo menos en 13,000 millones de dólares en los próximos dos años.

México aspira a alcanzar una producción de partes y componentes equivalente en 105,000 millones de dólares al cierre del 2021, que la colocaría por arriba de Alemania, que actualmente cuenta con una factoría superior a 100,000 millones de dólares.

La Industria Nacional de Autopartes cerró el 2019 con una factoría de 99,297 millones de dólares, que representa crecimiento de 2.2% respecto al 2018, y ya suma siete años de crecimiento continuo.

En conferencia de prensa conjunta con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, el directivo del sector de productores de partes para automóviles proyectó un panorama positivo para la industria mexicana con la entrada en vigor del T-MEC y para este año lograr 102,000 millones de dólares en producción, del cual más de 90% se concentrará en la región de Norteamérica.

“(El crecimiento) lo vemos como parte de las inversiones que se van a dar, como parte de la ratificación del T-MEC es fundamental para autopartes México; actualmente tenemos una fabricación de 3.8 millones de vehículos en nuestro país, Estados Unidos ensambla 11 millones y Canadá 1.8 millones, lo que habla de 17 millones (en la región) y si a eso le sumas otros 8 millones de vehículos que se provee al mundo. Esa es la grandeza”, enfatizó Alberto Bustamante.

Durante enero del 2020, el sector de partes y componentes mexicano presentó incremento de 0.8% respecto al 2019, al lograr 8,399 millones de dólares, de los cuales 5,684 millones de dólares correspondieron a exportaciones dirigidas a Estados Unidos.

Para este año se estima la generación 890,000 empleos directos, y en el 2021, 895,000 unidades, como parte de las nuevas inversiones de la apertura de plantas automotrices.

En el momento en que el T-MEC entre en vigor se comenzarán a implementar algunas obligaciones para los autopartistas en incrementar su contenido regional paulatinamente, y eso atraerá que los nuevos modelos que traigan a desarrollarse se planeen con mayor contenido regional.

La oportunidad está en los nuevos vehículos para incorporar mayor contenido regional, entonces este nuevo tratado, en caso de que sea ratificado, estará dando frutos en el mediano plazo y pasar de 62.5 a 75% en la producción mexicana, porque Estados Unidos no tiene esa obligatoriedad cuando no exporte los vehículos a México, lo que “nos traerá un incremento de 7,000 a 8,000 millones de dólares adicionales a lo que se incorpora en la factoría”.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, en México operan más de 1,500 empresas productoras de autopartes. Del total anual, 19.2% se produce en Coahuila; 13.5%, en el estado de Chihuahua; 8.9%, en Guanajuato, y en Nuevo León, 8.9% del total.

autopartes en México
Producción de autopartes en México.

Efecto vendría en 15 días

Coronavirus aún no presiona abasto: IHS Markit

Hasta el momento, la industria automotriz en México no ha presentado desabasto en su cadena de proveeduría para el ensamble por el fenómeno del coronavirus; sin embargo, de mantenerse el cierre de operaciones en la manufactura china, el efecto podría percibirse en los próximos 15 días para la zona de Norteamérica, consideró Guido Vildozo, socio director de Vehículos Ligeros en América de la consultoría IHS Markit.

El gobierno chino recomendó a sus compañías postergar sus operaciones o trabajar desde sus casas ante la contingencia de la propagación del virus, lo cual afectaría el abasto al mundo.

Alberto Bustamante, director de Normalización de la Industria Nacional de Autopartes, comentó que nuestro país está preparado para sustituir importaciones procedentes de China, y comentó que México realizó compras de autopartes chinas por 8,000 millones de dólares durante el 2019, que representa 14.5% del total de las importaciones que realiza el sector para su operación.

[email protected]