Entre los mayores países proveedores de automóviles ligeros de Estados Unidos en el 2017, México fue el más dinámico, con exportaciones hacia ese país que crecieron 9.4%, superando a vendedores relevantes como Japón (+3.9%) y muy por arriba de otros como Corea del Sur (-13.4%) y Alemania (-10.6%), de acuerdo con datos de la consultoría Ward’s Automotive, divulgados por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Producto de lo anterior, México también creció su participación de mercado en el vecino país de 12.2 a 13.6 puntos porcentuales, con una proveeduría de 2 millones 335,245 vehículos de los 17 millones 134,733 que se vendieron en el mercado interno automotriz estadounidense el año pasado.

La preferencia por los automóviles armados en nuestro país en Estados Unidos les permitió crecer su cuota de mercado incluso en un escenario adverso, pues la facturación de coches y camiones ligeros cayó 1.9% en el vecino país durante el 2017, de acuerdo con las cifras de Ward’s Automotive.

Lo anterior, sin mencionar las constantes amenazas de que fue objeto el año pasado la industria automotriz establecida en Estados Unidos por parte del presidente Donald Trump, quien amagó con impulsar impuestos fronterizos a los automóviles ensamblados en México.

Pero si las exportaciones mexicanas de automóviles a Estados Unidos tuvieron un buen desempeño, las dirigidas a otros destinos se comportaron de manera más que sobresaliente, pues se expandieron 21% a 767,359 unidades, superando el avance de 9.4% de las dirigidas al mercado estadounidense, de acuerdo con el reporte de exportaciones difundido por la AMIA.

Con ello, las exportaciones dirigidas a Canadá, Latinoamérica, Europa, Asia, África y Oceanía escalaron de manera consolidada su participación de 22.9 a 24.7% del total de ventas foráneas de coches de México. Recíprocamente, la participación de las ventas estadounidenses bajó de 77.1 a 75.3 por ciento. Las regiones más dinámicas en compras de vehículos ensamblados en México fueron África (+493%), Europa (+45.2%), Asia (+38.1%) y Latinoamérica (+18.8 por ciento). Entre éstas, las de mayor peso fueron Latinoamérica, adonde se enviaron 240,431 unidades, y Europa (168,058 coches), dejando en un segundo plano a Asia (38,969) y África (2,383).

En términos del top 10 de mayores destinos de exportación por país, el mercado más dinámico fue el italiano con un aumento de demanda de 387% a 17,300 vehículos, seguido por el incremento de 43.8% en las compras de Puerto Rico (14,916 unidades), el de 38.5% de Chile (26,581 autos) y el de 22.2% de Alemania (96,753 coches).

[email protected]