Los accidentes en las carreteras de México tienen un costo de hasta 130,000 millones de pesos al año, aseguró el jefe de la División de Transporte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Néstor Roa.

En América Latina, el costo de esos accidentes viales asciende hasta 2.0% del Producto Interno Bruto (PIB) de toda la región, si se suma la pérdida de productividad de las personas lesionadas o fallecidas, gastos hospitalarios y mortuorios.

Durante el banderazo de salida a la Caravana de la Seguridad Vial del Corredor Pacífico: Vías Seguras para Todos, el funcionario señaló que el porcentaje es elevado, cuando las economías mundiales crecen entre 4.0 y 5.0 por ciento.

'Es importante lograr reducir ese fatal y frío número que tenemos de 17 fallecidos por cada 100 mil habitantes al año, como resultado de accidentes de tránsito en la región de Latinoamérica', afirmó.

En su momento, el secretario técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes de la Secretaría de Salud, Arturo Cervantes, mencionó la necesidad de aplicar mecanismos como el alcoholímetro en todas las ciudades de México, ya que cada año se registran 24,000 accidentes de tránsito, donde seis de cada 10 tienen que ver con el abuso en el consumo de alcohol.

En tanto el subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Oscar de Buen, dijo que en los últimos 15 años se han atendido más de 1,700 puntos negros, con lo que se ha reducido en 22% los accidentes, 21% el número de heridos y en 24% la cifra de decesos en estos sitios peligrosos.

Por lo anterior, y para prevenir accidentes viales en las carreteras, las SCT, así como la Secretaría de Relaciones Exteriores, la de Salud y el BID, pusieron en marcha dicha caravana que recorrerá carreteras integradas al Proyecto Mesoamérica México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

RDS