Si el gobierno mexicano no genera certidumbre, el Estado de derecho, ni respeta los términos de los compromisos adquiridos en los acuerdos comerciales internacionales, no llegarán a México las inversiones que están migrando de Asia a Norteamérica como parte de las nuevas reglas del el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), advirtió el exsecretario de Economía Ildefonso Guajardo.

Al dar una conferencia virtual con la Cámara Nacional de la Industria del Aluminio México (Canalum), el representante de México durante de las negociaciones para el T-MEC sostuvo que el sector exportador será clave para la reactivación económica después de la pandemia del Covid-19, y como ha sucedido en las crisis pasadas de 1994, 1998 y el 2008, las exportaciones ayudarían a sacar a México de la crisis económica, aunque de manera lenta.

“El tamaño de la crisis es tal, que el sector exportador no tendrá recuperación tan rápida y la destrucción de empleos internos va a generar una consecuencia en la economía cotidiana muy profunda en las pymes y en la informalidad que existe. Y esos elementos serán complejos reactivarlos”, dijo Guajardo.

Ildefonso Guajardo explicó que el T-MEC está diseñado en función de una nueva visión, que es exigir más contenido nacional, incluso –dijo- del aluminio en el sector automotriz y eso hace que prácticamente se alineen con la reingeniería de cadenas productivas que va a provocar la pandemia de Covid-19.

Para ello se podrán apoyar en las nuevas reglas del T-MEC para aumentar la proveeduría mexicana, “el problema será generar la confianza para el medio jurídico al respeto al estado de derecho, las reglas del juego y poder incentivar que las decisiones al sacar plantas de China y venirse a América del Norte. México es generalmente competitivo, pero si minamos la confianza, vamos a perder la oportunidad y la administración Trump va estar trabajando en sentido contrario de regresar inversiones a Estados Unidos”, alertó Guajardo.

kg