México dijo que tiene suficientes inventarios de azúcar hasta ahora, por lo que no será necesaria la reasignación de 60,000 toneladas del endulzante que restaban de su cupo de importación.

México estaba en medio de un debate sobre si debía o no autorizar nuevos cupos de importación de azúcar.

"Los precios de este edulcorante se han mantenido a la baja, por lo cual en tanto existan condiciones satisfactorias de abasto y precio, resulta innecesario extender la reasignación del remanente del cupo de importación", dijo la Secretaría de Economía en el Diario Oficial.

El gobierno autorizó a inicios del año un cupo de 250,000 toneladas de importación de azúcar, del que aún no se habían asignado alrededor de 60,000 toneladas.

RDS