México captó 9,502 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) en el primer trimestre del 2018, un incremento de 19.6% frente a la cifra preliminar del mismo periodo del año pasado, informó la Secretaría de Economía.En lo que va del sexenio, la variable suma 182,000 millones de dólares.

Se trata de la cifra preliminar más alta, para un periodo equivalente, en la historia del indicador, y es el resultado neto de la suma de 11,480 millones de dólares por concepto de flujos de entrada, menos 1,978 millones de dólares contabilizados como disminuciones de IED. Por tipo de inversión (origen del financiamiento), 76.8% correspondió a reinversión de utilidades, 14.4% a nuevas inversiones y 8.8% a cuentas entre compañías.

Las nuevas inversiones comprenden aquellas en activo fijo y capital de trabajo para la realización habitual de actos de comercio en México, la aportación al capital social de sociedades mexicanas por parte de los inversionistas extranjeros, la transmisión de acciones por parte de inversionistas mexicanos a inversionistas directos, y el monto inicial de la contraprestación en los fideicomisos que otorguen derechos sobre la IED.

En tanto, la reinversión de utilidades corresponde a la parte de las utilidades que no se distribuye como dividendos y que se considera IED por representar un aumento de los recursos de capital propiedad del inversionista extranjero. Y las cuentas entre compañías son las transacciones originadas por deudas entre sociedades mexicanas con IED en su capital social y otras empresas relacionadas residentes en el exterior.

Las manufacturas recibieron 35.2% de la IED en el primer trimestre, seguidas de los sectores de servicios financieros (29.8%), minería (7.1%), comercio (6.9%) y construcción (6.0 por ciento). Los restantes obtuvieron 15 por ciento.

De Estados Unidos provino 43.6% de las inversiones totales. En las siguientes posiciones quedaron: España (18.6%), Canadá (8.6%), Australia (5.9%) y Países Bajos (5.1 por ciento). Otros países aportaron 18.2% restante.

Las cifras reportadas únicamente consideran inversiones realizadas y formalmente notificadas ante el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras de la Secretaría de Economía; de ahí su carácter preliminar y el que sufran actualizaciones al alza en los trimestres sucesivos. Se comparan únicamente cifras preliminares publicadas en su momento para evitar distorsiones. Lo anterior obedece a que los montos actualizados de periodos anteriores al reportado incluyen diversas revisiones al alza de cada trimestre al contar con mayor información notificada.

La metodología para determinar la IED se basa en estándares internacionales, contenidos en el Manual de Balanza de Pagos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y en la Definición Marco de Inversión Extranjera Directa de la OCDE.

rmorales@eleconomista.com.mx