El gobierno de México, encabezado por el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, firmó el Acuerdo de París sobre cambio climático, en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, un mecanismo acordado por la comunidad internacional para limitar el alza de la temperatura global a menos de 2 grados centígrados en este siglo.

El Acuerdo de París entrará oficialmente en vigor 30 días después de la fecha en que 55 partes firmantes, que sumen al menos 55% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero, hayan depositado sus instrumentos de ratificación.

En cuanto al rol de las empresas en la lucha contra el cambio climático, es imprescindible. Por ello, la directora ejecutiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, Lise Kingo, hizo un llamamiento a las empresas de todo el mundo para que de forma gradual pongan un precio interno al carbono de un mínimo de 100 dólares por tonelada métrica.

El Acuerdo de París envía la señal clara a las empresas y los inversores de que deben poner el clima en el centro de la toma de decisiones , sostuvo Lise Kingo.

El convenio marcó un punto de inflexión en la acción frente al cambio climático. Después de años de negociación, los países acordaron limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados, y esforzarse para que el incremento se mantenga en los 1.5 grados.