México escaló una posición para situarse en la 37 en el Anuario de Competitividad Mundial, elaborado por el Institute for Management Development (IMD), con sede en Lausana, Suiza.

La clasificación, difundida desde 1989, abarca un total de 59 países y en ella México fue el único de las siete naciones latinoamericanas que mejoró su ubicación.

Chile, el mejor posicionado, pasó de la 25 a la 28; Perú de la 43 a la 44; Brasil de la 44 a la 46; Colombia de la 46 a la 52, y Argentina de la 54 a la 55, mientras Venezuela se mantuvo en la 59.

El índice del IMD comprende 329 criterios y dos tercios de los mismos corresponden a datos cuantitativos o duros y el tercio restante ocupa datos cualitativos o de percepción. Estos últimos son proporcionados por encuestas realizadas a los empresarios de los países seleccionados.

La encesta se levantó a más de 4,200 ejecutivos internacionales, los cuales revelaron un crecimiento del escepticismo en algunas de las economías abarcadas y la necesidad de realizar reformas económicas de distinto tipo.

El listado de competitividad fue encabezado por Hong Kong, quien desplazó a Estados Unidos al segundo lugar, y ambos estuvieron seguidos en orden decreciente por Suiza, Singapur, Suecia, Canadá, Taiwán, Noruega, Alemania y Qatar.

La competitividad de Estados Unidos tiene un impacto profundo sobre el resto del mundo, porque es la única que interactúa con cada economía, avanzada o emergente , dijo Stephane Garelli, director del Centro de Competitividad Mundial de IMD.

El puntaje de Hong Kong fue de 100; el de Estados Unidos llegó a 97.75, y el de México ascendió a 63.18.

La recesión ha hecho que la economía mundial sea más fragmentada y diversa que nunca, forzando a compañías a operar varios modelos de negocios paralelos , agregó Garelli, en un comunicado como parte de la difusión del anuario.

El reporte analiza cuatro factores: desempeño económico, eficiencia del gobierno, eficiencia para hacer negocios y el desarrollo de infraestructura.

El IMD, una de las más importantes escuelas de negocios del mundo, fue fundado en 1990 a partir de la fusión de dos centros independientes de educación ejecutiva, creados por las Alcan y Nestlé: IMI Ginebra (1946) y IMEDE Lausana (1957), respectivamente.

En el 2011, México mejoró nueve lugares el Anuario de Competitividad.

[email protected]

apr