México se consolidó como el séptimo productor de vehículos más importante del mundo y como el segundo proveedor de Estados Unidos, con la comercialización de más de un millón 100,000 unidades en 2014.

En conferencia de prensa, el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís Sánchez, y el director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales Zárate, reiteraron que sin duda México tiene un sector automotriz fuerte.

Pronosticaron un buen año para el sector, debido a las nuevas inversiones y un aumento de la demanda interna.

Solís Sánchez informó que la producción de vehículos en el 2014 superó la expectativa de inicio de año y alcanzó los tres millones 219,786 unidades, 9.8% más que el 2013, para alcanzar niveles históricos, incluso en diciembre, cuando se produjeron 208,498 unidades.

La exportación de vehículos de enero a diciembre del año anterior también alcanzó cifras récord con la venta al exterior de dos millones 642,887 unidades, 9.1% más que en el 2013, en tanto que en el mes se vendieron 195,091 vehículos, siendo Estados Unidos el principal comprador.

El presidente de Amia señaló que con ello, México se consolidó como el segundo exportador de vehículos a la Unión Americana, desplazando a Japón con la venta de un millón 875,575 unidades, mientras que la nación asiática le vendió un millón 627,296 unidades.

Con estos datos y las nuevas inversiones anunciadas en el país, Solís Sánchez reiteró que para el año el 2020, México producirá cinco millones de unidades.

En lo que refiere al mercado interno, el director general adjunto de la AMDA dio a conocer que de enero a diciembre del 2014 alcanzó el millón 135,409 unidades, un crecimiento de 6.8% más que el año anterior.

Mientras que las ventas de diciembre del 2014 crecieron 11.7%, en comparación con igual mes del 2013, con la colocación de 133,273 vehículos.

Así, el segmento de autos compactos colocó un total de 302,478 unidades durante el 2014, es decir, una variación negativa de 3.2%, en tanto que el segmento de lujo también bajó 0.6% con la colocación de 62,223 unidades.

El rubro de subcompactos tuvo una recuperación de 17.9% al vender el año pasado 374,254 automotores; los deportivos subieron 10.2% con 6,295 unidades; usos múltiples creció 6.1% con la venta de 234,846 y camiones pesados creció 0.9% con 1,638 vehículos.

El también vocero de la AMDA reiteró una estimación de alrededor de un millón 200,000 unidades en el año 2015, aunque dejó en claro que aún la industria de encuentra por debajo de su potencial de ventas internas que es alrededor del millón 800,000 unidades.

mac